La UE responde a Trump con aranceles a productos típicos de EE.UU. | Economía | DW | 07.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

La UE responde a Trump con aranceles a productos típicos de EE.UU.

La UE amenaza con impuestos sobre productos típicos estadounidenses en caso de que Washington imponga aranceles al acero y al aluminio. ¿Es el comienzo de una guerra comercial transatlántica?

La palabra "guerra comercial" solo estuvo una vez en boca de la comisaria comunitaria de Comercio, Cecilia Malmström. Se esforzó por no hablar de represalias, sino de medidas de reajuste que la Unión Europea ya está preparando frente a la posibilidad de aranceles en Estados Unidos. Para ella no se trata de la escalada de un conflicto.

"EE.UU. sigue siendo, a pesar de todo, un amigo". En cualquier caso, la comisaria de la UE recurre a menudo al subjuntivo, ya que la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer mayores aranceles al acero y aluminio proveniente de todo el mundo aún no ha entrado en vigor. "No puedo juzgar si efectivamente ocurrirá así. Espero de verdad que no llegue a pasar", dijo Malmström.

"En una guerra comercial solo hay perdedores", rescatando la memoria del año 2002 y los aranceles anti-dumping del entonces presidente de EE.UU., George W. Bush. La consecuencia fue la caída de la producción estadounidense de acero y la pérdida de miles de puestos de trabajo en el país. "Espero que alguien en la Casa Blanca tenga memoria", afirmó la comisaria de Comercio sueca.

Brüssel Belgien - EU-Kommissar: Cecilia Malmstroem spricht bei Pressekonferenz (picture-alliance/AP Photo/V. Mayo)

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström

Malmström no quiso comentar la dimisión del asesor en materia económica del Gobierno estadounidense. "No tengo nada que decir al respecto". Como protesta ante el anuncio de dichos aranceles, el antiguo directivo de Goldman Sachs Gary Cohn dejó su puesto en el equipo de Trump.

En Berlín, la ministra alemana de Economía, Brigitte Zypries, no tuvo por el contrario pelos en la lengua. "La situación es grave", dijo Zypries. La preocupación es grande, porque la dimisión de Cohn parece poner fin a la etapa de advertencias y abrir la disputa económica en sí.

La UE amenaza con represalias

En caso de que Donald Trump siguiese adelante con su idea y efectivamente encareciese drásticamente las importaciones de acero y aluminio en EE.UU., la UE daría tres pasos, según reveló la comisaria Malmström en Bruselas.

1. Llevar el asunto a la Organización Mundial del Comercio (OMC) para buscar su mediación, a ser posible junto con otros grandes productores de acero como Canadá, Brasil, Japón o China.

2. La UE impondría por su parte mayores aranceles a las importaciones de acero y aluminio desde EE.UU.

3. Para compensar los perjuicios económicos que causaría la medida estadounidense, la UE prepara aranceles adicionales para toda una serie de productos estadounidenses, entre los que se encuentran las motocicletas, el whisky, los vaqueros, la mantequilla de cacahuate, los arándanos y el jugo de naranja, entre otras icónicas exportaciones estadounidenses.

"No queremos para nada llegar a esto", dijo Malmström, "pero no podemos quedarnos callados". La UE está obligada a proteger los puestos de trabajo y las industrias europeas. Pero, de todas formas, las decisiones concretas solo llegarán una vez que se sepa qué quiere exactamente Trump.

Bernd Lange Abgeordneter im Europäischen Parlament (DW/B. Riegert)

El eurodiputado alemán Bernd Lange

Bernd Lange: "Necesitamos una señal clara de la UE"

Bernd Lange, socialdemócrata alemán responsable del área de comercio en el Parlamento Europeo, apoya a la Comisión Europea. "Necesitamos una señal europea clara", declaró en una entrevista con DW. "Esto no va de medidas anti-dumping, sino de cerrar el acceso al mercado estadounidense. Eso va claramente en contra de las reglas de la OMC".

También él rechaza que se trate de una guerra comercial y sostiene que se trata únicamente de respetar las normas internacionales. "EE.UU. debe aprender, también bajo el mandato de Trump, a respetar las reglas internacionales".

La UE pone en cuestión el argumento de la seguridad nacional esgrimido por Trump para sacar adelante los aranceles: "¿Cómo pueden unas importaciones relativamente pequeñas de acero y aluminio (cerca de 6.000 millones de euros anuales) poner en peligro la seguridad nacional, cuando los Estados europeos están militarmente vinculados con EE.UU a través de la OTAN?", se preguntó Malmström.

A su juicio, lo que Trump quiere poner en marcha son medidas proteccionistas, contra lo cual se pronunciará sin duda la OMC.

Un poco de comprensión

La asociación empresarial Business Europe advirtió en Bruselas sobre las posibles consecuencias negativas de una guerra comercial para la economía europea. También la jefa del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, se pronunció al respecto, señalando que nadie saldría ganando de una situación así.

No obstante, la directora del organismo internacional afirmó comprender que el presidente Trump estuviese preocupado por la situación de la industria del acero estadounidense, insatisfecha con la OMC. "Tiene buenas razones para protegerse respecto de la situación actual", dijo Lagarde.

"Siempre hay países que no se atienen a las reglas de la OMC.  También se trata de la transfrencia de tecnología y en ese caso todo el mundo piensa en China en primer lugar. Pero no es solo China, también hay otros países que hacen cosas así", añadió.

El presidente Trump ha amenazado varias veces con abandonar la OMC para protegerse de las consecuencias de la competencia internacional.

Autor: Bernd Riegert (EAL/VT)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Ver el video 01:16
Now live
01:16 minutos

Europa prepara una respuesta a Trump

Audios y videos sobre el tema