La UE limita por primera vez los bonos a los banqueros | El Mundo | DW | 28.02.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

La UE limita por primera vez los bonos a los banqueros

Tras arduas negociaciones, representantes del Parlamento Europeo y la presidencia irlandesa de la Unión Europea (UE) acordaron limitar por primera vez el controvertido pago de bonos a los banqueros.

El pago de bonificaciones a los banqueros ha sido motivo de un profundo malestar en la opinión pública europea. El ministro de Finanzas de Irlanda, Michael Noonan, explicó que las nuevas reglas, que se prevé que entren en vigor a principios de 2014, deben asegurar que las prácticas de remuneración de los bancos no animen a los institutos crediticios a asumir riesgos excesivos.

El jefe de la delegación negociadora del Parlamento Europeo, Othmar Karas, saludó el acuerdo: "Por primera vez en la historia de la reglamentación de los mercados financieros en la UE vamos a limitar los bonos a los banqueros". En el futuro, esas remuneraciones extraordinarias no deberán superar los salarios reales de los banqueros, destacó Karas.

Sin embargo, el eurodiputado matizó que bajo determinadas condiciones, los accionistas podrán aprobar por mayoría en una asamblea general remuneraciones que dupliquen el salario base. La regulación debe ser adoptada definitivamente por los ministros de Finanzas de la UE con el apoyo de una mayoría cualificada y será aplicable tanto a los bancos con sede en la Unión Europea como a las filiales de bancos extranjeros en territorio comunitario.

Le compete a cerca de 8.200 bancos

Sede del Barclays Bank, en Londres.

Sede del Barclays Bank, en Londres.



La nueva norma afectará a unos 8.200 bancos, de los que, casi la mitad, están organizados como cooperativas, señaló el comisario europeo de Mercado Interior, Michel Barnier, que defendió la medida. "Es el fin de un periodo de bonificaciones insanas e injustificables que aumentaban la adopción de riesgos (...) y un comienzo real de una mayor robustez y transparencia del sector bancario europeo", señaló desde Bruselas.

"Si hubiéramos tenido esta regulación hace cinco o seis años , probablemente no habríamos tenido un caso Lehman Brothers", que desató la crisis financiera mundial, consideró el francés. El presidente del Parlamento europeo, Martin Schulz, también saludó la propuesta, alegando que "ayudará a evitar el riesgo de que se repita la desastrosa crisis financiera que golpeó la economía global en 2008, empujando a millones de personas a la pobreza y el desempleo".

Sin embargo, desde el Reino Unido, país para el que la decisión es vista como una derrota que perjudicará su centro financiero en Londres, se escucharon cuestionamientos y críticas a la propuesta. El primer ministro David Cameron señaló que debe implementarse de forma tal que respete las necesidades especiales de la London City. "Al contrario que otros países de la Unión Europea, nosotros tenemos grandes bancos internacionales con sede en Reino Unido, pero activos en todo el mundo", dijo Cameron. "Debemos garantizar que las regulaciones adoptadas en Bruselas sean lo suficientemente flexibles como para permitir a esos bancos seguir siendo exitosos y quedarse en Reino Unido", añadió.

CP/ JOV (dpa, afp, rtr)

DW recomienda

Publicidad