La superflua ″Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela″ | Recepcionar la programación de TV de la DW en Norteamérica | DW | 07.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Opinión

La superflua "Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela"

El titulo de la "Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela" suena bien, pero no sirvió de nada. Esta fue otra de las reuniones que han intentado en vano encontrar una solución a la crisis en Venezuela.

Si bien la reunión fue internacional, faltaron invitados clave. Fundado en 2017 para enfrentar la crisis política y humanitaria generada por el régimen de Venezuela, el llamado Grupo de Lima rechaza, de manera unificada, un diálogo entre Maduro y la oposición, como lo promueven otras iniciativas.

Sin embargo, el Grupo de Lima ha enfatizado la importancia de expandir el foro y proporcionar una plataforma más amplia para que otros países e instituciones debatan sobre la situación en Venezuela. Esta hubiera sido una oportunidad de oro para hablar con China o Rusia, pero también con países latinoamericanos como Bolivia, México o Uruguay, que aún consideran a Nicolás Maduro como el presidente legítimo. Pero ninguno de estos países fue a Lima. 

Todos arguyeron que dicha conferencia era solo un capricho de Estados Unidos. La noche antes de la reunión, Estados Unidos aplicó nuevas sanciones contra Nicolás Maduro y el gobierno venezolano. Los países y empresas que en el futuro hagan negocios con Venezuela, Nicolás Maduro o las empresas estatales venezolanas, podrían perder sus negocios en Estados Unidos.

La medida aumentará significativamente la presión sobre Nicolás Maduro, pero al mismo tiempo reduce las posibilidades de un intercambio de ideas serio para encontrar una salida a la crisis. El silencioso asentimiento de las sanciones más severas contra Venezuela (que ahora otros participantes de la conferencia también podrían aplicar) les permitirá a los defensores de Maduro demonizar más a Estados Unidos y al Grupo de Lima. Pero no están solos. La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos criticó las sanciones de Estados Unidos por "empeorar la precaria situación de los venezolanos”.

Javier Arguedas, corresponsal de DW en América Latina

Javier Arguedas, corresponsal de DW en América Latina

Quienes rechazan negociaciones entre Maduro y la oposición critican, con razón, que los diálogos han sido utilizados por Maduro como un instrumento para ganar tiempo en el poder. La pregunta clave ahora es si la dura presión económica es realmente la mejor alternativa. Pero en Lima nadie presentó propuestas alternativas.

Grupo de Lima aboga por la restauración de la democracia en Venezuela

En lo que sí coinciden todos los países del Grupo de Lima y las demás iniciativas es en exigir que en Venezuela haya pronto elecciones libres y transparentes. Pero en Lima nadie expuso cómo se podrían realizar esas elecciones libres ni cuál papel debería desempeñar Nicolás Maduro ni durante ese proceso ni después de él.

Todo esto sucede mientras Maduro le ha mostrado dolorosamente al mundo que todavía tiene el control de su país. Sin su participación - de una forma u otra - la situación política en Venezuela no cambiará, por ahora. Al final de la conferencia se pintaron optimistas escenarios del prometedor futuro de Venezuela para "el día después de la caída de Nicolás Maduro", dejando más dudas que certezas sobre cómo se pretende lograr dicho fin.

Las dudas persisten sobre todo entre quienes temían que este evento fuera utilizado para legitimar una intervención militar en Venezuela, una opción que ni Estados Unidos ni la vecina Colombia han excluido por completo.

Y en Venezuela la gente sigue sufriendo 

Escasez de alimentos, cortes de energía, tasas de inflación astronómicamente altas. Los venezolanos han aprendido que con salir a protestar a la calle no logran mucho. Uno tras otro líder de la oposición les ha despertado expectativas que no ha podido cumplir. La decepción es grande. Muy pocos creen que Juan Guaidó será la excepción.

La oposición venezolana parece fragmentada en puntos importantes. El representante de Guaidó en la "Conferencia Internacional sobre Democracia en Venezuela" criticó la opción de un diálogo con Maduro, cuando se sabe que Guaidó, mantiene conversaciones con representantes de Nicolás Maduro bajo la batuta de Noruega.

Los venezolanos, que tienen que dedicar todos los días varias horas a la búsqueda de comida o medicamentos, a menudo en vano, tienen otras preocupaciones que las muchas conferencias celebradas sobre su país. Quizás sepan que son superfluas.

(jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

DW recomienda

Recepción digital

Canales de DW en América del Norte