La reina del Reino Unido también tiene que apretarse el cinturón | Europa | DW | 01.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

La reina del Reino Unido también tiene que apretarse el cinturón

Le guste o no, la reina del Reino Unido, Isabel II, también tendrá que ajustarse el cinturón: el gobierno británico recorta también la partida destinada a la casa real hasta el año 2015 en un 9 por ciento a unos 35 millones de libras (38,6 millones de euros/55 millones de dólares) al año.

El ministro del Tesoro, George Osborne, dijo la noche del jueves que se había llegado a un compromiso para esa nueva ley "que equilibra los intereses de la reina, que debe contar con dinero suficiente para cumplir con sus compromisos públicos y los de los contribuyentes, que exigen una buena relación calidad precio", dijo.

La financiación de la casa real proviene en gran parte de los ingresos de sus propios negocios es un tema que gusta mucho debatir en el Reino Unido. Hace unos días estuvo en punto de mira el príncipe

Carlos, cuando anunció un considerable asenso en sus gastos por cuenta de los contribuyentes durante el año pasado.

También su hermano el príncipe Andrés, encargado de promocionar los intereses británicos en el extranjero, ha sido objeto de fuertes críticas, pues se trata de un cargo honorífico que implica elevados costes de viaje y dietas. Algunas voces críticas han cuestionado la si es óptima la contraprestación que el príncipe ofrece.

dpa

Publicidad