La OTAN se juega su futuro en Afganistán | La prensa opina | DW | 05.09.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

La prensa opina

La OTAN se juega su futuro en Afganistán

En Afganistán se registra un recrudecimiento de la violencia. A pesar de un contingente de 20.000 hombres de tropas de la Alianza, no se ha logrado pacificar y estabilizar la región. ¿Ha fracaso el esfuerzo occidental?

¿Aplicaron el concepto equivocado?

¿Aplicaron el concepto equivocado?

Financial Times, de Londres: "El repentino incremento de bajas especialmente por parte de las tropas británicas y canadienses evidencian que las tropas de la OTAN deben ser reforzadas tanto con personal como con material, para que puedan enfrentarse a los talibanes y puedan fundar las bases para construir escuelas y calles, así como asegurar el suministro de agua y electricidad. Esta es una gran tarea especialmente tomando en cuenta que hay tropas de paz en todo el mundo, desde los Balcanes hasta el Congo, desde el Líbano hasta Darfur, ni mencionar Irak. No sólo el futuro de Afganistán está en juego, también el futuro de la OTAN."

Concepto equivocado

Salzburger Nachrichten, de Viena: "El intento de acabar con el terror desterrando a los talibanes parecía funcionar. Pero Estados Unidos y sus aliados cometieron, después de la guerra contra Afganistán, el mismo error que cometerían posteriormente en Irak. Pocas tropas, poco capital, ningún concepto inteligente para la reconstrucción de un nuevo Estado afgano. (...) Aquí no se ven los resultado de una 'operación desafortunada' sino de un concepto talmente equivocado."

Alarmante desarrollo en Afganistán

Luxemburger Wort, de Luxemburgo: "Afganistán fue siempre un territorio imprevisible para las fuerzas de ocupación. Ni los británicos en el Siglo XIX, ni los soviéticos en la década de los 70 del Siglo XX, lograron consolidar su dominio sobre Afganistán. (...) Parece ser que el Occidente no ha logrado estabilizar a Afganistán después del 11 de septiembre. A pesar de que se han invertido millones de dólares en el desarrollo de este país, sólo la producción de drogas registra enormes niveles de crecimiento.

El peligro de esta tendencia es que el dinero recaudado con la vente de drogas ha unido a los comerciantes y campesinos con los guerrilleros y se usa para comprar armas para la Guerra Santa.

El esfuerzo occidental en Afganistán no ha logrado inyectar esperanza en el futuro en la población afgana. El conflicto asimétrico entre las tropas de la OTAN, la alianza entre guerrilleros, barones de las drogas y campesinos, no puede ser ganado por las fuerzas de estabilización. La paradoja es que una retirada de Afganistán causaría aún más problemas a Occidente, porque otorgaría a Al Qaeda un territorio para replegarse."