La oposición venezolana considera un ″capítulo cerrado″ el diálogo con el gobierno | América Latina | DW | 26.01.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

La oposición venezolana considera un "capítulo cerrado" el diálogo con el gobierno

Rechaza los 21 puntos que proponen los mediadores porque buscan la permanencia de Maduro en el poder. Propondrán nuevos contactos con otros protagonistas.

Venezuela Treffen Regierung und Opposition (picture-alliance/dpa/C. Hernandez)

Imagen de una de las reuniones entre el gobierno y la oposición el pasado noviembre.

La oposición venezolana dio este jueves (26.01.2017) por "cerrado" el experimento del diálogo político con el Gobierno por el incumplimiento de los acuerdos por parte del oficialismo, por lo que anunció que buscará un nuevo mecanismo que permita alcanzar un pacto futuro. En concreto, barajan propuestas para formular un nuevo proceso de negociaciones con un diferente formato y con distintos mediadores.

La alianza opositora Mesa de Unidad Democrática rechazó el proyecto de 21 puntos presentado la semana pasada por los facilitadores del diálogo, conformado por la Unasur, el nuncio apostólico Aldo Giordano y los ex presidentes de España, José Luis Rodríguez Zapatero; de Panamá, Martin Torrijos, y de República Dominicana, Leonel Fernández. Para la mayoría de partidos integrantes de la Mesa, el proyecto sólo busca la permanencia del presidente Maduro en el poder, sin atender la crisis económica y política.

"En ese sentido estamos trabajando intensamente y haciendo las consultas a los diversos actores sociales, pues lo que hoy ocurre en Venezuela no es un simple forcejeo entre organizaciones políticas, sino que es una lucha existencial de una nación entera contra un proyecto ideológico y un régimen corrupto que ha destruido la economía", indica la MUD en un comunicado. La MUD señaló además que el Gobierno "no tiene palabra", pues incumplió los acuerdos relacionados con la aceptación de un cronograma electoral, el respeto a la Asamblea Nacional, la liberación de políticos presos y la atención a la crisis por escasez de alimentos y medicinas, puntos previsto en el diálogo.

Los opositores llaman además "al pueblo venezolano a intensificar la protesta pacífica, constitucional y democrática", asegurando que ningún diálogo ni negociación política tendrá éxito "en el logro del cambio político urgente y en la defensa de los derechos económicos" si no esta respaldada por una "creciente y sostenida movilización ciudadana". Aseguran que esta "activación política de la calle social" es la que podrá "rescatar" la salida electoral del Gobierno que reclaman desde hace un año.

LGC (dpa/EFE)

DW recomienda