La ONU suspende todos los envíos de ayuda a Siria tras ataque a convoy | El Mundo | DW | 20.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La ONU suspende todos los envíos de ayuda a Siria tras ataque a convoy

La Cruz Roja confirma la muerte de uno de sus empleados y 20 civiles en el ataque a un convoy de la ONU en Siria, pero continúa sus operaciones pese a la suspensión de la ONU y a que la violencia revive en Alepo.

Ver el video 01:44
Now live
01:44 minutos

Fracaso de la tregua en Siria

Tras el ataque de la víspera contra un convoy humanitario en la región de Alepo, el portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA), Jens Laerke, anunció este martes (20.09.2016) en Ginebra que todas las operaciones humanitarias en Siria "quedan suspendidas por el momento".

El ataque aéreo alcanzó a un grupo de 31 camiones, confirmó Laerke, quien aseguró que la organización se halla "a la espera de una nueva evaluación de la situación de seguridad". El portavoz añadió que la ONU recibió recientemente el permiso del Gobierno sirio para entregar ayuda a todas las zonas sitiadas en el país.

Mientras, nuevos bombardeos se registran en la ciudad de Alepo, la mayor del norte de Siria, donde anoche estallaron enfrentamientos en los barrios suroccidentales, entre las fuerzas gubernamentales, respaldadas por el grupo chií libanés Hizbulá, y facciones islámicas, entre las que figura el Frente de la Conquista del Levante (antiguo Frente al Nusra), precisa el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Comité Internacional de la Cruz Roja persiste

Pese a todo, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) proseguirá sus operaciones en Siria, dijo su portavoz en Damasco, Ingy Sedky: "Continuamos nuestras operaciones en Siria, lo que ocurrió anoche puede tener algunas consecuencias en nuestro trabajo aquí, como retrasos en la entrega de asistencia que salva vidas, pero proseguiremos".

El convoy que fue objetivo de un bombardeo este lunes había sido organizado por Naciones Unidas, transportaba asistencia de diversas agencias humanitarias de la ONU, y estaba siendo implementado sobre el terreno por la Cruz Roja. De los 31 camiones que formaban el convoy, 18 resultaron totalmente destruidos, con lo que se dejó a decenas de miles de personas sin asistencia vital para su supervivencia.

Los camiones transportaban ayuda de primera necesidad para 78.000 personas que sobreviven en la zona de Auram al Kubra, en el oeste de la provincia septentrional siria de Alepo, que no había recibido asistencia desde julio, especificó el portavoz de la OCHA, Jens Laerke.

Víctimas mortales

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos doce personas murieron en el ataque este convoy. Entre ellos se halla un empleado de la Media Luna Roja Siria (SARC), confirmó el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja. Además, al menos 20 civiles murieron y muchos otros resultaron heridos, precisó la organización en un comunicado.

"Condenamos este ataque horrible que no hará más que ahondar el sufrimiento de miles de personas", dijo el portavoz de la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR), Benoit Carpentier, en una rueda de prensa, en la que también habló en nombre del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). El portavoz indicó que una clínica de salud también resultó destruida aunque no pudo dar más detalles sobre lo que ocurrió exactamente con este centro.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó que el convoy transportaba material de primeros auxilios, medicamentos para quemaduras, para enfermedades crónicas, como la diabetes, así como otros materiales médicos. Unicef informó a su vez de que los camiones transportaban material educativo y ropa y mantas para el invierno. Además, el convoy transportaba harina y otros alimentos.

RML (efe, dpa, reuters)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad