La OCDE anticipa una desaceleración de la economía alemana | Economía | DW | 08.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

La OCDE anticipa una desaceleración de la economía alemana

La OCDE anticipa una ralentización de la economía alemana y de algunos otros países europeos, además de una estabilización de la coyuntura en otros Estados miembros, así como un freno del desarrollo en Japón.

En sus indicadores compuestos avanzados publicados este lunes (8.9.2014), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señala que globalmente para sus 34 países miembros la tendencia es a la estabilidad en el crecimiento.

El indicador mensual, que señala por adelantado inflexiones en el ciclo económico, bajó una centésima -tras haber permanecido estable tres meses- para la OCDE a 100,49 puntos, lo que significa ligeramente por encima del nivel 100 que marca la media de larga distancia.

Para la zona euro, la caída -por tercer mes consecutivo- fue de ocho centésimas a 100,83 puntos, a lo que contribuyó en especial Alemania, que sufrió un bajón de 26 centésimas a 99,98 puntos, con

lo que pasó por debajo de la media de largo plazo. También hubo descensos significativos en los países de la moneda única, sobre todo en Irlanda (32 centésimas a 99,83 puntos), Portugal (27 centésimas a 101,46 puntos); y menos pronunciados en Bélgica (siete centésimas a 100,47 puntos), Holanda (seis centésimas a 100,21 puntos) o Francia (dos centésimas a 100,29 puntos).

Progreso de España

Frente a eso, España progresó seis centésimas, hasta 102,61 puntos (acumula más de un año consecutivo de incrementos); Italia una centésima (a 101,54 puntos), o Grecia, 24 centésimas (a 103,18 puntos). Fuera de la zona euro, Reino Unido descendió (por tercer mes consecutivo) once centésimas hasta 100,84 puntos, pero más acusada fue la caída de Japón, que lleva siete meses a la baja y perdió 26 centésimas para quedar por debajo del nivel 100, en concreto en 99,86 puntos.

Estados Unidos, por su parte, se mantuvo en la tendencia ascendente de los cuatro meses anteriores y ganó siete centésimas a 100,62 puntos, lo que se interpreta como estabilidad en su ritmo de crecimiento. En el exterior de la OCDE, los grandes países emergentes vieron sus indicadores mejorar, con la excepción notable de Sudáfrica, que tuvo un descenso de 30 centésimas (lleva más de un año retrocediendo) a 98,88 puntos.

El mayor incremento de los grandes emergentes fue el de Brasil (29 centésimas a 99,41 puntos), seguido de India (14 centésimas a 99,01 puntos) y Rusia (12 centésimas a 100,33 puntos).

CP (efe)