La NASA pone en órbita el telescopio espacial ′Tess′ | Ciencia y Ecología | DW | 19.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

La NASA pone en órbita el telescopio espacial 'Tess'

Su misión, que durará dos años y en la que sustituirá al telescopio Kepler, es buscar planetas similares a la Tierra fuera del Sistema Solar. Su lanzamiento estaba previsto el lunes pero tuvo que ser retrasado.

El telescopio espacial "Tess" fue lanzado este miércoles (19.04.2018) con éxito a bordo del cohete "Falcon 9" de la empresa privada SpaceX desde la base de Cabo Cañaveral, Florida, informó la agencia espacial estadounidense NASA. El lanzamiento estaba previsto originalmente para el lunes, pero tuvo que ser pospuesto para que se realizaran pruebas adicionales al sistema de navegación.

"Tess" sustituirá al observatorio espacial "Kepler", al que los expertos dan solo unos meses más de vida. El satélite con el nombre del astrónomo alemán Johannes Kepler (1571-1630) lleva nueve años en el espacio buscando planetas. El telescopio "Tess" (Transiting Exoplanet Survey Satellite) alcanzará su órbita prevista en unos dos meses y a partir de entonces podrá enviar datos, que ayudarán a la búsqueda de exoplanetas, es decir, planetas fuera del Sistema Solar.

DW recomienda

"Tess" podría encontrar tanto pequeños exoplanetas rocosos, como enormes cuerpos celestes, y cubrirá un sector del espacio mucho más grande que el que cubre su predecesor.  La misión de "Tess", que ha costado unos 200 millones de dólares, tendrá en principio dos años de duración. El telescopio es prácticamente tan grande como un refrigerador y cuenta con cuatro cámaras de 16,8 megapíxeles.

"Esperamos que Tess nos ayude a responder si nuestro sistema solar es común o es único. Hay planetas y galaxias muy raros y extraños; mundos acuáticos, cubiertos en lava...", señaló en una entrevista con Efe Natalia Guerrero, investigadora del programa en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, el MIT. Para poner la magnitud de la misión en contexto, Guerrero dijo que Tess va a estudiar un área 350 veces más grande que la que investigó su predecesor, Kepler.

"Ahora vamos a poder estudiar planetas individuales y comenzar a hablar sobre las diferencias entre ellos. Este es el comienzo de una nueva era fantástica de investigación de exoplanetas", apuntó en declaraciones a NASA TV Stephen Rinehart, científico del Centro Goddar de la NASA en Maryland (Estados Unidos).

"Gracias a las imágenes y datos recopilados por TESS, podremos calcular si el planeta analizado en cuestión se encuentra en la zona habitable de la estrella que orbita, es decir, si puede tener agua en la superficie y registrar una temperatura óptima para la vida", explicó Guerrero, que lleva dos años en esa misión. A través de otros telescopios espaciales, como el James Webb, cuya puesta en órbita se prevé para el año 2020, los investigadores serán capaces de observar las atmósferas de esos exoplanetas para determinar si puede haber vida extraterrestre en esos mundos.

LGC (dpa/EFE)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda