La mesurada revancha iraní por el asesinato de Soleimani | El Mundo | DW | 08.01.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

OPINIÓN

La mesurada revancha iraní por el asesinato de Soleimani

La reacción de Teherán ante el asesinato del general iraní Soleimani ha resultado ser sorprendentemente moderada. De esta manera se abre un espacio para la diplomacia, opina Matthias von Hein.

En realidad es absurdo: misiles iraníes atacan dos bases estadounidenses en Irak y el mundo respira aliviado. Por lo que se sabe hasta el momento, los daños han sido escasos. Donald Trump ha reaccionado con prudencia, lo contrario de lo que en él es habitual. De momento, el presidente estadounidense no ha anunciado un ataque con misiles de crucero contra patrimonio cultural iraní.

Por su parte, el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, anunció por Twitter la desescalada del conflicto: Irán ha reaccionado "en defensa propia” al asesinato de Soleimani y lo ha hecho con "medidas proporcionadas”. Y lo más importante: la cuestión está "zanjada”. ¿Queda así conjurada la amenaza de un incendio de rápida propagación en Cercano y Medio Oriente? No.

Pero parece como si el mundo diera un paso hacia atrás ante el abismo a cuyo borde se había acercado tras el asesinato del general iraní Soleimani.

La dignidad iraní, a salvo

El ataque con misiles iraní ha equilibrado la balanza. Fue lo suficientemente grande para salvaguardar la dignidad de Teherán, pero por debajo del umbral que hubiera llevado a Trump a ordenar un ataque sobre objetivos dentro de suelo iraní. Todo el mundo sabía que Teherán reaccionaría de alguna forma en algún momento. El asesinato de Soleimani fue un acto de guerra que los líderes iraníes no podían dejar sin respuesta.

DW Kommentarbild Matthias von Hein

Matthias von Hein, de Deutsche Welle.

Al mismo tiempo llama la atención que Teherán había declarado querer llevar a cabo directamente su venganza. Eso puede interpretarse como mensaje para que no se activen los aliados del llamado "Eje de la Resistencia” en Líbano, Irak y Yemen. Como se ha aliviado algo la tensión tanto por parte iraní, como por parte estadounidense, se abre una ventana para la diplomacia. Y aquí pueden entrar en juego los europeos, que deben tratar de mover a ambas partes a una desescalada militar y retórica.

¿Aferrarse a la política de la máxima presión?

Porque al reciente intercambio de ataques podría suceder una nueva escalada con las milicias aliadas de Teherán o podrían tener lugar acciones cuya autoría Teherán niegue. Eso podría ocurrir si Estados Unidos se sigue aferrando a su política de máxima presión. Sus sanciones son parte de una guerra económica que estrangula a Irán. Y hay que recordar una cosa: fue la salida unilateral de EE.UU. en mayo de 2018 del acuerdo nuclear con Irán lo que impulsó la última escalada. 

(ms/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube