La música pop se mueve a ritmo de Gaga. | Cultura | DW | 06.02.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

La música pop se mueve a ritmo de Gaga.

La música pop se mueve a ritmo de Gaga. El éxito de Stefani Germanotta, alias Lady Gaga, ha contagiado el sector. Pero, ¿por cuánto tiempo?

Lady GaGa en un concierto en Corea del Sur, 2009.

Lady GaGa en un concierto en Corea del Sur, 2009.

Con actuaciones excéntricas y dance-pop electrónico quieren convertirse en estrellas de la noche a la mañana. La estadounidense Kesha, que acaba de lanzar su álbum debut "Animal", es la última en sumarse. Y su primer single, "Tik Tok", corona desde hace semanas la cumbre de las listas de éxitos estadounidenses.

"En los próximos meses habrá un aterrizaje en masa de dance-pop", anunció el letrista y cantante de OneRepublic Ryan Tedder, en una entrevista con dpa. "Es nuevo, interesante y todo el mundo lo hará, pero pronto se verá superado", añadió.

Los nuevos reflejan el espíritu de la época. Encarnan a la generación de las desobedientes "party-power-girls", generando más escándalo que Madonna y Kylie Minogue, dos viejas damas que llevan años practicando con su música y su forma de vestir este estilo de vida.

Flash-Galerie Musik Kolumbien Shakira

Shakira, en la gira "Oral Fixation".




También Shakira tuvo un éxito relativo con el desembarco en este terreno que supuso su nuevo disco "She Wolf". Y ahora es el turno de Kesha.

De Shakira a Kesha

La joven Kesha Rose, de 22 años, lleva su proyecto escrito en la cara: labios lascivos, imponente melena rubia y tanta piel como sea posible al descubierto. Porque el sexo vende. Nació durante una

fiesta en Los Angeles, creció en la cuna del country, Nashville, y hoy se ha convertido en una mezcla del rock de Avril Lavigne ("Complicated"), la exitosa cowgirl Taylor Swift ("Love Story") y la multimillonaria fiestera Paris Hilton ("Stars are Blind").

Al éxito musical de Kesha ayudó el productor estadounidense Lukasz "Dr. Luke" Gottwald. "La estrella del álbum es la producción", dijo Tedder. "Este es el momento de Dr. Luke. Podrían cantar esto muchas otras, pero Kesha tiene las actitudes adecuadas."

A Kesha le encanta contar historias. "Siempre supe que estaría en los escenarios", dijo la cantante. "Hay un video de cuando tenía cinco años: estaba desnuda y con todo el cuerpo pintado, y dije 'voy a ser estrella de rock y nadie me lo va a impedir'. Ese es mi lema."

Flash-Galerie Kesha

Ke$ha Rose

El símbolo del dólar en su nombre artístico oficial es un llamamiento a salto de posición social. Su madre, soltera, intentó hacerse un hueco como cantante en clubes nocturnos y bares. Y colaboró en tres de los temas de Kesha.

Dos británicas en la línea de partida

También suena bien la historia de su música. Trabajo siete años en su álbum "Animal" y escribió más de 200 canciones, de las que finalmente quedaron 15. Ninguna de ellas sin correcciones de su

productor de "hits" y letrista. Su firma suena en su tono punk. Sus rudos textos giran en torno al alcohol y los devaneos sexuales de chicas jóvenes, que defienden así sus ansias de libertad, fiesta y

atención.

"Animal" suena como si el héroe de videoconsola Super Mario fuera atrapado por los 15 mundos transformados en canciones. "Dr. Luke" utiliza melodías conocidas, retoma partes y estilos, lo que convierte el disco en entretenido y pegadizo. Para ello, mezcla y cambia varias piezas conocidas en un estilo ochentero de forma tan inteligente que apenas se distingue a qué tema recuerdan. Así, el single "Tik Tok" se asemeja a la melodía de Kylie "Love At First". Y la canción que da título al álbum proviene del pop "teen", con el que esta fiestera se presenta como cantante y compositora a tener en cuenta.

Y como ella, son muchas más las chicas que se encuentran en la casilla de salida, entre ellas las británicas Ellie Goulding y Marina Diamandis. Pero según Tedder, el "Gaga-dance" no durará más de un sprint. "La música es como la comida. Uno puede alimentarse de barritas de chocolate a lo Gaga, pero también necesita verdura, comida de verdad, instrumentos de verdad". Mientras tanto, este año

casi ningún éxito comercial se salvará de las influencias dance, tampoco las canciones que Tedder está componiendo para Beyoncé, Katie Perry, Adele y Cheryl Cole.

dpa

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda