La libertad de religión está bajo presión en todo el mundo | Política | DW | 28.10.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

La libertad de religión está bajo presión en todo el mundo

El comisionado del gobierno alemán para la libertad religiosa en el mundo presenta un informe alarmante. En la lucha por mejoras, confía más en el diálogo que en las sanciones.

Markus Grübel va directo al grano. "La libertad de religión o creencia es un derecho humano fundamental. Este derecho humano está cada vez más restringido o cuestionado. Tres de cada cuatro personas en todo el mundo viven en un país que restringe su libertad de religión o creencia". Así, el informe sobre la situación mundial de la libertad de religión, que el gabinete de gobierno alemán aprobó este miércoles, es un sombrío documento sobre un problema global difícil.

Preocupación por los uigures chinos

"La libertad de religión y de creencia está sometida a una presión cada vez mayor en muchos países", dice Grübel. La violación de la libertad de religión "en particular" afectó a los cristianos como la mayor comunidad religiosa del mundo, pero los miembros de otras religiones y visiones del mundo también sufrieron discriminación y persecución debido a su fe o porque no se adhieren a ninguna fe. Grübel destaca la dramática situación de los uigures en China y los problemas de los rohinyás. Y mencionó la ira en Internet y en las calles cuando se discutió en Pakistán la condena de la cristiana Asia Bibi, acusada de blasfemia, que finalmente pudo salir del país.

Refugiados rohinyás llegan a Aceh en Indonesia.

Refugiados rohinyás llegan a Aceh en Indonesia.

También se mostró alarmado por la situación de las minorías religiosas en Irán y partes de Nigeria. Pero el comisionado del gobierno alemán también mencionó un ejemplo positivo. En 2019, Sudán abolió la pena de muerte por la apostasía, introdujo la Navidad e invitó a los judíos a regresar o visitar el país. Elogió expresamente el compromiso de la "Deutsche Welle" de emitir advertencias en muchas regiones del mundo sobre el peligro de las "expresiones de odio" en internet.

Críticas también socios en política exterior

Por segunda vez después de 2016, el gobierno alemán presenta un "Informe sobre la situación mundial de la libertad religiosa". Es un documento de unas 200 páginas. Ahora, de manera similar al informe anual de Amnistía Internacional sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, se dispone de 30 "perfiles de países", con comentarios sobre 30 países en los que los acontecimientos de 2018/19 "fueron de particular interés". Países desde Afganistán hasta Vietnam, pero también países como Egipto, Brasil, Kenia, Malasia, Arabia Saudita, a los que ciertamente no les gusta verse en un documento gubernamental tan oficial. Bastantes de estos países tienen relaciones económicas con Alemania o son aliados en materia de política exterior.

Esto queda claro cuando Grübel comenta su función y el papel del informe. Se trata de denunciar, de mostrar solidaridad, de dialogar. "Siempre vale la pena buscar el diálogo", dice. El comisionado alemán es reacio a exigir sanciones. Ellas son "el último recurso". Si se observa dónde se violan la libertad religiosa u otros derechos humanos en todo el mundo, "entonces difícilmente podremos comerciar con ningún país del mundo".

(gg)

DW recomienda