La ley polaca sobre el Holocausto: ¿en vigor o “congelada”? | Europa | DW | 28.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

La ley polaca sobre el Holocausto: ¿en vigor o “congelada”?

La polémica ley del Holocausto entra este jueves en vigor, pero aún no está claro si de verdad se aplicará.

El impacto internacional de la nueva ley del Holocausto  ha sido enorme, sobre todo, en Israel. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Estados Unidos también criticó esta medida.

En el futuro, Polonia penalizará con cárcel afirmaciones, que "públicas y en contra de los hechos” aleguen la complicidad de la nación polaca por los crímenes durante el nazismo. No será válido para "actividades artísticas y científicas”.

 

Más información:

Opinión: Polonia y su polémica ley sobre el Holocausto

Todos contra Polonia por la polémica “Ley del Holocausto”

 

Ley muy criticada

A pesar de la copiosa lluvia de críticas, la ley fue aprobada por ambas cámaras del Parlamento y el presidente del país, Andrzej Duda, con mucha rapidez, quien mostró su comprensión ante la crítica israelí y ordenó revisar la ley por el Tribunal Constitucional.

Los israelíes temen, sin embargo, que el gobierno conservador polaco en Varsovia niegue todo tipo de participación de Polonia al traicionar y extraditar a sus vecinos judíos a las fuerzas ocupantes alemanas.

La fecha en la que se aprobó dicha ley, el 26 de enero, la noche antes de la conmemoración del Holocausto, fue también visto como una provocación. Además, Mateusz Morawiecki, primer ministro polaco, complicó mucho más aún la situación al defenderla en una conferencia sobre seguridad en Múnich al explicar que tras la nueva ley, no es un delito decir que "hubo criminales polacos al igual que judíos, rusos, ucranianos y no solo criminales alemanes”. Ese mismo día, el primer ministro israelí, Benjamin Netanjahu, criticó al político e historiador polaco por "carecer de comprensión hacia la tragedia de nuestro país”. El gobierno polaco respondió que no se trató en ningún momento de "negación del Holocausto” sino de "invitación a un debate sincero sobre el crimen cometido a los judíos, de acuerdo a los hechos y sin tener en cuenta la nacionalidad” de los autores de los crímenes.

El campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, según el gobierno polaco.

El campo de concentración de Auschwitz-Birkenau no es un "campo de exterminio polaco".

Polonia quiere calmar los ánimos

Polonia intenta que se calmen las aguas. En un encuentro hoy (28.02.2018), un grupo de expertos polacos e israelíes intentan acercar y aclarar posturas. Para ello, una delegación polaca visitó Israel. En el diario "Jerusalem Post" se publicó que Polonia habría asegurado a Israel, a través de canales diplomáticos, que la ley se "congelará”.

El Ministro de Justicia y fiscal general polaco, Zbigniew Ziobro, dijo a la agencia de prensa de su país, (PAP), que el veredicto del Tribunal Constitucional ayudará a los abogados a aplicar la nueva ley. Este aseguró además que "no habrá condenas para historiadores, científicos o periodistas” y que la nueva ley protege "al Estado polaco y a la población ante las falsas acusaciones sobre la complicidad de los crímenes alemanes” y que no debe servir para "ocultar la responsabilidad de ciertas personas o grupos”.

No obstante, Artur Nowak-Far, catedrático de Derecho en la Warsaw School of Economics, cree posible que el Tribunal Constitucional no dé el visto bueno a la ley."La ley tiene deficiencias considerables, ya que en derecho penal, los actos criminales deben definirse con exactitud”, explicó el experto.

Michał Szułdrzyński, subdirector del diario conservador "Rzeczpospolita”, opina también que el enunciado impreciso es la causa de las emociones que ha despertado dicha ley. Los propósitos tras dicha ley serían comprensibles, porque se trataba de la verdad histórica y falsos enunciados como "campo de exterminio polaco”, que se usa a veces internacionalmente. Szułdrzyński no cree que ningún juzgado dictará un veredicto sin que el Tribunal Superior haya reaccionado al respecto.

Artur Nowak-Far, quien en el gobierno liberal de Donald Tusk trabajó de viceministro de Asuntos Exteriores, cree que es más efectiva una estrategia de vías múltiples, como conferencias, publicaciones y labor de persuasión. En cambio, leyes penales y más aún leyes penales imprecisas son contraproducentes, asegura.

Bartosz Dudek (RMR/VT)

 

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda