La ley de despenalización del aborto salva su último escollo en Chile | América Latina | DW | 21.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

La ley de despenalización del aborto salva su último escollo en Chile

El país se une así a la mayoría de países del continente, que permiten el aborto en casos como el de violación, malformación del feto o peligro para la madre, tras el visto bueno del Tribunal Constitucional.

"Hoy día han ganado las mujeres, ha ganado la democracia y ha ganado Chile(...) Podemos decir con orgullo que hemos cumplido un compromiso fundamental que asumimos con las mujeres de nuestro país", dijo la presidenta socialista Michelle Bachelet, tras conocer el fallo del Tribunal Constitucional de Chile. Este rechazó el lunes (21.08.2017) por seis votos a cuatro un requerimiento de la oposición de derecha, dando luz verde a la ley aprobada por el Congreso que despenaliza la interrupción del embarazo en tres casos, ratificación que celebró la presidenta Michelle Bachelet.

Con la decisión del Tribunal, integrado por ocho hombres y dos mujeres, la iniciativa, que despenaliza la interrupción voluntaria del aborto cuando existe riesgo de vida para la madre, inviabilidad del feto o violación, quedó lista para ser promulgada como ley por Bachelet. Conocida la resolución favorable a la norma, grupos que la apoyaban festejaron fuera del edificio del Tribunal, ubicado en el céntrico paseo peatonal de calle Huérfanos, que tenía un fuerte resguardo policial para evitar enfrentamientos.

Ley controvertida

Algunas mujeres iniciaron una marcha hasta La Moneda, la sede del Ejecutivo, para agradecer la "valentía" de Bachelet por la propuesta, una de sus promesas de campaña. La iniciativa era apoyada por más del 70 por ciento de los chilenos, según encuestas recientes. En tanto, grupos opositores, especialmente de algunas iglesias cristianas, se reunieron frente al TC para protestar. "Dios aborrece que derramen sangre de inocentes", clamaron.

También a ellos se refirió Bachelet: "Habrá mujeres que pueden no gustar de este acuerdo, esas mujeres tienen sus derechos asegurados desde siempre. Con esto también aseguramos derechos a mujeres que se veían enfrentadas a otras situaciones, que por sus decisiones podían ser castigadas incluso con cárcel".

Cifras del Ministerio de Salud de 2015, citadas por Amnistía Internacional, señalan que en el país se realizan más de 33.000 abortos por año, aunque esa cantidad puede ser más alta, según otros estudios. Desde 1931 estuvo vigente en el país una ley de aborto terapéutico que la dictadura militar del fallecido Augusto Pinochet (1973-1990), por presiones de sectores conservadores y de la Iglesia católica, derogó pocos meses antes del término de la dictadura hace más de 25 años.

LGC (dpa/EFE)

DW recomienda