La insoportable convivencia con un narcisista | Salud | DW | 20.12.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Salud

La insoportable convivencia con un narcisista

Las relaciones sentimentales con personas con trastrorno de personalidad narcisista son muy difíciles. ¿Qué rasgos los delatan y por qué destruyen las relaciones?

"Cariño, descansa, hoy hago yo las compras". Esa es una frase que Sarah nunca escuchó de su pareja. Ni antes de su embarazo, pero tampoco durante y ni siquiera cuando nació el pequeño. El mundo de su pareja giraba en torno a una sola persona: él mismo.

Hace unos meses, Sarah puso fin a la relación. Desde entonces, está en terapia sicológica. El terapeuta confirmó sus sospechas: vivió con un narcisista durante cinco años.

Poca empatía, mucha agresión

"Los narcisistas se caracterizan por la falta de empatía", dice Bärbel Wardetzki. Es psicoterapeuta y autora de varios libros sobre el tema. La gente con ese problema rara vez escucha, prefiere hablar de sí misma y tiene muy poca tolerancia cuando le llevan la contraria en situaciones de conflicto, dice la experta.

Eso es exactamente lo que primero notó Sarah: "Él reaccionaba de forma exagerada cuando no estábamos de acuerdo por pequeñeces y decía cosas como 'déjalo ya, si no, terminamos' y eso me parecía muy extraño e inapropiado". Si no verbalizaba sus deseos y necesidades con extrema claridad, él no la tomaba en cuenta.

Al principio, a Sarah le fascinó de su expareja la confianza en sí mismo, su determinación y aparente valentía. La admiración es el elixir de los narcisistas, pero si se les niega, "pueden ser demasiado agresivos cuando alguien hace algo que no les gusta", dice Wardetzki. En lugar de respetar y apreciar a las personas que los rodean, las desprecian.

Según la experta hay una gran diferencia entre estar seguro de sí mismo y ser narcisista: "Las personas que dicen 'me gusto' simplemente tienen una buena autoestima. También tienen dudas, pero son capaces de regular sus emociones y de consolarse y apoyarse. Conocen sus habilidades y sus límites".

Una pareja separada por un cristal empañado.

La persona narcisista no siente empatía por su pareja.

No hay mucho detrás del ego

Las relaciones sentimentales con personas con trastorno narcisista son difíciles. Es mejor romperlas para evitar perderse uno mismo en ellas.

El narcisismo patológico, por otro lado, proviene de una autoestima extremadamente baja, según la psicoterapeuta. La duda profunda debe ser "compensada inventando un yo sobredimensionado".

Como suele ser en estos casos, este comportamiento comienza en la infancia. Los narcisistas son "niños emocionalmente descuidados", como dice Wardetzki. Esta negligencia tiene dos caras. "O estos niños están enormemente inflados y malcriados o siempre sienten que no son lo suficientemente buenos y que realmente no son amados", afirma.

Algunos niños ni siquiera pueden dibujar una línea simple en un papel sin que sus padres los bañen con alabanzas. Otros son constantemente humillados.

El resultado, al fin y al cabo, es el mismo. Aquellos que constantemente son puestos en un pedestal y a los que con regularidad se desprecia, no se sienten tomados en cuenta. Un niño que crece de esta manera, no puede desarrollar una imagen saludable de sí mismo.

Sarah dice que la madre de su expareja era un persona "helada, sin emociones" y lo abandonó a una edad temprana. Luego fue criado por su tía: "Su tía no era una buena persona, ella lo maltrataba mucho". Además, él nunca conoció a su padre.

¿Un narcisista para mí?

Sarah se describe a sí misma como una "persona afectuosa" que siempre quiere ayudar y arreglar las cosas de los demás. Su compañero fue su proyecto. Alguien a quien quería ayudar a superar una infancia difícil y mostrarle lo que es el verdadero amor: "Creía que si podía seguir aguantando lo suficiente, se daría cuenta de que yo era la persona adecuada para él".

Pero fracasó. Su negativa a satisfacer sus necesidades llegó a un punto crítico durante el embarazo: "No entendía cuando no me sentía bien y no mostraba ningún interés en absoluto. Tenía la impresión de que era un estorbo y estresante para él".

Como futura madre, ella le pedía más apoyo. Entonces ella se enojaba porque él no reaccionaba. La respuesta usual de su expareja era "siempre me gritas, así que no te sorprendas si no te trato bien". "Debido a que no le daba el reconocimiento que él creía que merecía, también tenía romances (con otras mujeres) todo el tiempo", dice Sarah. Si descubría una de sus mentiras, él lo negaba todo y decía que ella estaba loca.

El trato con narcisistas afecta a la propia autoestima, dice Bärbel Wardetzki: "En muy poco tiempo, te hacen sentir inútil y lamentable y te de deja de gustar la persona que creías que eras. Es importante adoptar una actitud firme y no sentirse intimidado".

(rmr/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Ver el video 02:02

Mi ego XXL

Audios y videos sobre el tema