″La Guerra Santa se ha vuelto alemana″ | Alemania | DW | 25.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

"La Guerra Santa se ha vuelto alemana"

Un talibán alemán fue condenado estos días a dos años y medio de cárcel. Una pena que no atemoriza a potenciales seguidores de grupos islámicos extremistas, piensa Wolf Wiedmann-Schmidt, experto en extremismo islámico.

Josef D., de 31 años de edad, militó en Pakistán en el grupo Alemanes Talibanes Muyahidines (DTM).

Josef D., de 31 años de edad, militó en Pakistán en el grupo Alemanes Talibanes Muyahidines (DTM).

El alemán Josef D., alias Jussuf, fue condenado este 24 de marzo de 2014 en Alemania a dos años y medio de prisión. Josef D., de 31 años de edad, militó en Pakistán en el grupo Alemanes Talibanes Muyahidines (DTM), compuesto por unos 12 combatientes islámicos, dados casi todos de baja en 2010.

DW: ¿Qué lleva a un joven alemán a unirse a los talibanes?

Wolf Wiedmann-Schmidt: Siempre ha habido islamistas provenientes de Alemania que han ido a las zonas de guerra: en los 90 alemanes lucharon en los Balcanes y luego en Chechenia. El número de adeptos de los extremistas ha crecido porque la propaganda salafista y yihadista ya no se hace solo en árabe sino en inglés y alemán y se ha extendido a las redes sociales. El reclutamiento de jóvenes y mujeres se ha intensificado. El Yihad se ha vuelto alemán.

¿Qué hace a un grupo como los Alemanes Talibanes Muyahidines tan atractivo para algunos jóvenes alemanes?

Estos jóvenes alemanes que se dejan cautivar por los extremistas tienen, a menudo, problemas familiares o sociales. Algunos han sufrido violencia en sus hogares, tienen ya una carrera criminal, han tenido experiencias con drogas o han estado presos. El contacto entre estos jóvenes con problemas y los radicales islámicos se da, por lo general, por coincidencia. Lo cierto es que una vez acogidos por los grupos extremistas los chicos son sometidos a un proceso de radicalización, tras el cual están dispuestos a abandonar Alemania para ir a “morir por la causa de Allah”. Así sucedió con los alemanes que se unieron al grupo Alemanes Talibanes Muyahidines en Pakistán.

¿Qué edad tienen los jóvenes que se unen en Alemania a los extremistas islámicos

Hay casos de algunos que con apenas 16 años de edad ha ido a las zonas de guerra. Muchos tienen menos de 25. Si bien para unos unirse a los talibanes puede ser por ganas de vivir una aventura, otros lo hacen por demostrar que son capaces de lograr algo.

¿No asusta a los jóvenes el hecho de que pueden perder la vida luchando en un grupo terrorista?

Actualmente, los jóvenes se van a Siria. Antes muchos viajaban a la frontera entre Pakistán y Afganistán. El grupo Alemanes Talibanes Muyahidines, que operaba en Pakistán, era un grupo que amenazaba en videos con cometer atentados en Alemania. Algo que fue tomado en serio por las autoridades. Al final, no se pudo probar que dicho grupo hubiera logrado algo. Es parte de la ideología islámica el que si se sacrifica la vida en la lucha por la fe se tiene garantizada la entrada en el paraíso.

¿Cuál puede ser el efecto del fallo contra el talibán alemán condenado a dos años y medio de cárcel?

Ya ha habido condenas más duras contra alemanes convertidos al islamismo radical que han ocupado cargos más altos dentro de los grupos muyahidines, como la llamada “Célula de Sauerland” u otros que pertenecían al grupo terrorista Al Qaeda. No creo que este fallo haga desistir a alguien de alistarse para una región en guerra. Hay jóvenes que ni siquiera se informan sobre el trasfondo del grupo al que han adherido. Lo vemos ahora en Siria y lo vimos en Pakistán. Muchos no tienen ni idea sobre lo que significa vivir en una zona en guerra ni sobre lo que significa la guerra misma.

Wolf Wiedmann-Schmidt es autor del libro "Jung, Deutsch, Taliban" (Joven, alemán, talibán), publicado en Alemania por Ch. Links Verlag.

Publicidad