La gran coalición de Alemania alcanza un acuerdo sobre los vehículos diésel | Alemania | DW | 02.10.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

La gran coalición de Alemania alcanza un acuerdo sobre los vehículos diésel

Conservadores y socialdemócratas acordaron un paquete de medidas para evitar las prohibiciones de conducir con vehículos de diésel.

La coalición gobernante de Alemania acordó en la madrugada de este martes (02.10.2018) un "concepto de aire limpio" con el que espera evitar que los conductores de vehículos diésel se vean impedidos de transitar por el centro de ciudades de todo el país. 

Al término de maratónicas negociaciones, las partes calificaron la propuesta como "un concepto en favor del aire limpio y la movilidad individual segura" en las ciudades alemanas. Se espera que los detalles del acuerdo se den a conocer más adelante.

El Gobierno de coalición que dirige la canciller Angela Merkel viene negociando con los gigantes de la industria automotriz un paquete de medidas para reducir los niveles de contaminación del aire en las ciudades, en un momento en el que algunas urbes, como Hamburgo, ya han vetado la circulación de vehículos diésel antiguos. Sin embargo, dentro del Gobierno de coalición existen diferentes sensibilidades y algunas voces se mostraban contrarias a actuar con mano dura contra una poderosa industria que genera mucha riqueza y empleo en Alemania. 

El gigante automotor Volkswagen admitió en septiembre de 2015 haber trucado los motores diésel de once millones de automóviles en todo el mundo para camuflar emisiones de gases superiores a las permitidas. El escándalo sumió al gigante automotor en una grave crisis. Desde entonces han salido a la luz irregularidades en otras automotrices que han traído aparejadas más investigaciones judiciales y llamadas a taller ordenadas por las autoridades.

El gran debate comenzó a girar en torno a quién se hará cargo del coste de la adaptación de los coches en los que fueron instalados esos dispositivos. La industria se resiste a pagar en solitario el importe de los ajustes técnicos, mientras que la ministra de Medio Ambiente, Svenja Schulze, así como asociaciones de consumidores, coinciden en que son las automotrices quienes causaron el problema y que, como tales, deben correr con los gastos. 

"Todo aquel que quiera evitar la prohibición de circulación de vehículos diésel no puede limitarse únicamente a los autobuses o a los medios de transporte públicos. Si no se llevan a cabo adaptaciones técnicas de coches, el problema no se solucionará", subrayó recientemente Schulze.

EAL (dpa, reuters, afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Ver el video 01:53

Escándalo diésel: ¿quién pagará al final?

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema