La derecha populista en el Parlamento alemán: lo que necesita saber | Alemania | DW | 22.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

La derecha populista en el Parlamento alemán: lo que necesita saber

La llegada de la AfD al Parlamento alemán y los parlamentos regionales del país supone retos para la política alemana, entre ellos evitar la ideologización de las propuestas del partido.

default

Un cartel de la AfD en Bavaria muestra una mujer usando un velo en el rostro y el mensaje "la libertad de la mujer no es negociable".

¿Cómo intentará la Alternativa para Alemania (AfD) explotar su posición en el Parlamento alemán?

Para decir lo obvio, la populista AfD no podrá aprobar ninguna legislación. Los partidos gobernantes en Alemania, cuando son mayoría, no necesitan aprobar las leyes que proponen por los partidos de oposición y ciertamente no harán una excepción con un partido que incluye extremistas de derecha. En su lugar, los miembros de AfD usarán las peticiones del Parlamento y los debates abiertos para dirigir las discusiones hacia los temas centrales: refugiados, ley y orden y la supuesta "islamización” de Alemania.

"La representación de la AfD en los parlamentos regionales abre el debate para incluir posiciones políticas que están claramente a la derecha del CDU y el CSU”, Alexander Hensel, del Instituto para la Investigación de la Democracia de Göttingen, le dijo a DW. "Para los partidos en el Parlamento, es un reto serio con el que tendrán que aprender a lidiar”.

"Las sesiones parlamentarias serán usadas para alimentar la publicidad de las redes sociales con controversias y posibilidades de escalación”, Fedor Ruhose, un líder del SPD en el parlamento alemán de Renania-Palatinado, escribió en un ensayo sobre cómo lidiar con los populistas de derecha.

¿Cómo deberían reaccionar los partidos establecidos?

Su tarea es encontrar un equilibrio. De acuerdo a Ruhose, hay un reconocimiento generalizado de que como partido democráticamente electo la AfD debería tener privilegios parlamentarios convencionales, como las presidencias de las comisiones y una vicepresidencia en el Parlamento. También advirtió no burlarse o interrumpir a los oradores de la AfD con preguntas debido a que esto extiende el tiempo que tienen permitido para hablar y podría reforzar su imagen como intrusos políticos que batallan noblemente en contra del establishment.

Espere ver muchos más diputados asistir a los debates generales. En la batalla por influenciar las percepciones públicas, los números absolutos son importantes. "Nuestros diputados estarán ahí”, dijo Ruhose a periodistas en Berlín después de una reunión estratégica del SPD el 17 de octubre.

¿Quién decidirá si se ha cruzado la línea?

Ese es el trabajo del presidente del Parlamento, el veterano conservativo Wolfang Schäuble, y de los vicepresidentes, quienes son tradicionalmente miembros de todos los partidos representados en el Parlamento. Estos funcionarios se aseguran de que el Parlamento no se salga de la agenda y pueden sancionar a miembros que interrumpen los procedimientos.

Muchos están prediciendo que Schäuble estará ocupado con la AfD, la cual tiene muchos representantes novatos en asuntos parlamentarios. Pero la experiencia en el estado de Sajonia sugiere que las cosas podrían ser mucho más civiles que los casos de otros partidos de extrema derecha en el parlamento regional en el pasado.

 "En los dos años y medio de este periodo legislativo solo tres diputados han sido llamados al orden, dos de La Izquierda y uno de la AfD”, Ivo Kattle, vocero de prensa del parlamento de Sajonia, le dijo a DW. "En comparación, el Partido Nacionaldemocrático de Alemania (NPD) tuvo representación dos veces en el pasado y más de 70 diputados fueron llamados a orden y algunos excluidos por muchos años en cada periodo legislativo”.

¿Entonces todos podrán llevarse bien?

De ninguna forma. Habrá conflicto literalmente desde el primer día, el 24 de octubre, cuando el Parlamento convoque su llamada "sesión constitutiva”.

En la orden del día está la elección de los vicepresidentes parlamentarios de cada partido. La AfD pretende nominar a Albrecht Glaser, de 72 años, quien ha propuesto que los musulmanes no deberían disfrutar de la libertad de religión porque el Islam es una ideología política y no una fe. Miembros de los otros partidos han dicho que no aprobarán esta nominación.

"El consenso es que la AfD tiene derecho a un vicepresidente, pero como diputado tienes que confiar en la persona que dirige las discusiones”, dijo Ruhose.

Ruhose agregó que mientras algunos diputados en Renania-Palatinado se rehúsan a estrecharle la mano o saludar a sus colegas de la AfD bajo la premisa de que "todos ellos son nazis”, la mayoría se rige por la cortesía común y las costumbres parlamentarias. Sin embargo, la atmósfera será helada.

"No creo que haya amistades en ningún lado (a nivel gubernamental), dijo Ruhose. "Por lo menos no puedo ver ninguna”.

Autor: Jefferson Chase (RR/MN)

DW recomienda

Publicidad