La crisis en la zona euro podría llegar a América Latina | Economía | DW | 30.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

La crisis en la zona euro podría llegar a América Latina

Debido a la interrelación económica, países como Chile o México podrían verse afectados por la crisis europea, advierte un estudio del Deutsche Bank. Otros latinoamericanos, como Brasil, están en una posición más segura.

Spain's Finance Minister Elena Salgado, left, and EU Commissioner for Internal Market Michel Barnier take their seats during a media conference after a meeting of EU finance ministers in Brussels, Tuesday, Feb. 16, 2010. European finance ministers bluntly told Greece to prepare tougher spending cuts and new taxes in an attempt to snuff out a government debt crisis that has shaken the entire eurozone. (AP Photo/Virginia Mayo)

La ministra de finanzas española, Elena Salgado, con el comisario europeo de Mercados Internacionales, Michel Barnier.

Con el fin de alejar cualquier riesgo de contagio de la crisis europea –y de la que amenaza con forjarse en Estados Unidos- volvió hace unos días el Gobierno brasileño a reafirmar sus previsiones: independientemente de las dificultades por las que pasan las naciones ricas, el país crecerá en torno al 5% hasta 2015, declaró el ministro de Finanzas, Guido Mantega.
De momento, parece que los mercados confían en la palabra de Mantega. Hace dos años nadie se hubiera atrevido a aventurar que un día sería más seguro invertir en Brasil que en algunos lugares del Viejo Continente. Pero lo que antes era “absurdo” hoy se perfila factible: actualmente cuesta más asegurar la deuda española que la brasileña. “Eso quiere decir que el riesgo que en estos momentos los mercados ven en España o en Italia es mayor que el que observan en países emergentes como pueda ser Brasil”, analiza la economista del Deutsche Bank Maria Laura Lanzeni.
A pesar de todo, América Latina sabe bien que las turbulencias por las que atraviesan Portugal, Grecia e Irlanda, y también España e Italia, podrían extenderse hasta sus orillas: el estudio DB Research, presentado el pasado viernes (29.07.2011) por el Deutsche Bank, llama la atención sobre este punto.
“Región vulnerable”
ARCHIV - Das Eurozeichen steht am 7. Dezember 2006 in Frankfurt am Main vor der Europaeischen Zentralbank. Deutschland koennte Griechenland nach den Worten von Aussenminister Guido Westerwelle die Notkredite noch verweigern. Die Bundesregierung hat noch nicht entschieden. Das heisst, dass eine Entscheidung auch in verschiedene Richtungen ausfallen kann, sagte Westerwelle am Montag, 26. April 2010, am Rande eines EU-Aussenministertreffens in Luxemburg. (AP Photo/Michael Probst) --- FILE - The Euro sign is seen in front of the European Central Bank in Frankfurt, central Germany, Thursday, Dec. 7, 2006. (AP Photo/Michael Probst)

“A pesar de que los bancos españoles están muy presentes en Brasil”, continúa Lanzeni, “la interdependencia entre ambos sectores no es alta”. Eso protege a los brasileños de sufrir en exceso los coletazos de las debacles financieras que se forjan al otro lado del Atlántico, pero tal cosa no pueden decir de sus sistemas chilenos o mexicanos.

Según el Bank of International Settlements (BIS), que recopila datos económicos en todo el mundo, los créditos concedidos por entidades españolas en Chile alcanzan el 30% del Producto Interior Bruto del país, en México el 13% del PIB; a lo que hay que sumarles los títulos nacionales comprados por inversores desde Europa. “La significativa presencia de los bancos españoles en América Latina torna a la región vulnerable”, comenta Lanzeni, que ha participado en la redacción del DB Research.
** TO GO WITH ESPANA DESEMPLEO ** Construction worker Antonio Montoya, 54, poses in front of a construction site paralyzed due to the crisis in the real estate sector in Almeria, southern Spain, on Thursday, Feb. 19, 2009. In recent past, Montoya could afford two cars and a nice duplex for his family of six. Work was abundant in Spain then, but now Montoya is unemployed and has to go every month to the employment office, catching a bus to save on gasoline, and takes his place in a sullen, ever-growing line of jobless people. (AP Photo/Sergio Torres)

El estallido de la burbuja inmobiliaria deja graves secuelas en la economía española.

Seguir observando
El escenario en España no es alentador: altas tasas de desempleo, un sector privado que sufre la contracción de la concesión de créditos y una deuda pública que casi cada día le cuesta más al Estado.
“A los bancos pequeños la crisis les ha afectado más, porque dependen más del mercado inmobiliario”, dice Manuel Manrique, de la Fundación para las Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior. Sin embargo las grandes entidades, al menos por el momento, “no han sufrido tanto las consecuencias”. Y, aún así, Lanzeni lanza de nuevo su advertencia: “tenemos que seguir observando a España y también a Italia, ya que de estos países emana un potencial de contagio de la crisis a los mercados emergentes”.
Autora: Nadia Pontes/ Luna Bolívar
Editor: Enrique López

DW recomienda