“La clase política debe generar confianza” | La prensa opina | DW | 07.09.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

“La clase política debe generar confianza”

No hay soluciones mágicas para la crisis de deuda en la eurozona, que necesita unificar sus decisiones para salvar al euro, según comentarios de editorialistas.

¿Se quiebra el euro?

¿Se quiebra el euro?


Le Monde
, de París: “En esta depresión económica generalizada se está debatiendo acerca de la justa medida del ahorro y se plantea la cuestión de si con la austeridad se está sofocando la recuperación económica. En esa pregunta se debe considerar el verdadero mal de nuestro tiempo, que atenta contra la confianza: la crisis de deuda estatal. Todos están afectados, también países fuera de la eurozona, como Japón, EE. UU. y Gran Bretaña. Y no hay soluciones mágicas. Nuestras democracias están sometidas a ciertas obligaciones que hacen que tomar decisiones sea más difícil que en otros lugares. Y en esta época compleja, los políticos demuestran demasiado a menudo una falta de concepto culposa. Este inmenso desafío que se nos plantea en Europa debería conducir a un que se forme un frente unido y resoluto. La clase política debe generar confianza. Ese es su deber.”
 

“Gran Bretaña debe tomar distancia"

The Times, de Londres: “Angela Merkel y Nicolas Sarkozy quieren crear un ministerio europeo de Finanzas. Si la política impositiva y presupuestaria se lleva a un nivel europeo, los ciudadanos de la eurozona tendrían que poder participar en las decisiones. En otras palabras, los gobernantes de Europa deberían ser elegidos directa y democráticamente. Este proceso produciría una transformación de la eurozona en lo político y en lo económico, y Gran Bretaña debe distanciarse claramente de él. David Cameron quiere recuperar las atribuciones que Londres ha delegado a Bruselas, y eso es lo correcto. Los errores de la gestión económica europea ya no tienen vuelta atrás. Cameron debería buscar una nueva regulación de la Constitución que asiente el principio de la soberanía nacional de Gran Bretaña.”
 

“Cóctel tóxico de malas noticias”

Neue Zürcher Zeitung, de Zúrich: “Rara vez se ha visto un cóctel tan tóxico de malas noticias sobre títulos bancarios. Apenas si se han digerido las estimaciones del Fondo Monetario Internacional de la semana pasada, que temía un déficit de capital de 200.000 millones de euros en los bancos europeos, cuando ahora aparece un informe de la agencia de calificación de riesgo Standard and Poor's, según el cual las perspectivas de rating a largo plazo de los cincuenta bancos más importantes de Europa son negativas. Desde hace algunos años, los grandes bancos y los inversores discuten sobre una “nueva normalidad” en el sector, a causa de la cual se temen márgenes menores de ganancia. Debido al vacilante crecimiento económico de los últimos años, esta discusión, que parecía ser hipotética, ahora cae con el peso de la realidad –y una dosis de pánico- sobre los inversores.”
 

“¿Por qué la gente compra francos suizos?”

Lidove Noviny, de Praga: “Ya pasaron las vacaciones de verano y todavía falta bastante para la temporada de esquí en Suiza. Entonces, ¿por qué la gente está comprando francos suizos? Porque tienen la sensación de que en otoño llega el fin del euro. La derrota de la coalición del Gobierno alemán en las elecciones regionales del pasado fin de semana representa un peligro adicional para el rescate del euro por parte de Alemania. Y es el euro el causante de los problemas que afectan a Grecia, Portugal y España. Es por eso que el franco suizo está ahora en la cima de un triunvirato monetario: el dólar australiano para Asia, el canadiense para EE. UU. y el franco suizo para Europa. (…) Pero el valor de una divisa debería reflejar los datos fundamentales de la economía de un país y no servir para facilitar las transgresiones de los demás. Además, los suizos no podrían imprimir todos los francos necesarios para reemplazar al dólar como moneda principal en el comercio internacional.”

Autora: CP/ dpa
Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda