La CDU elige en una convención digital a su nuevo jefe | Alemania | DW | 16.01.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

La CDU elige en una convención digital a su nuevo jefe

De la votación saldrá el sucesor de Kramp-Karrenbauer al frente de los demócrata cristianos alemanes y posible candidato a suceder a Merkel en la Cancillería. Friedrich Merz y Armin Laschet pasan a segunda vuelta.

La CDU, la unión cristiano-demócrata alemana, celebra hoy su congreso anual del partido. Desde las 9:30 de la mañana se suceden las intervenciones de los candidatos, de los altos cargos del partido y de personalidades invitadas, que los 1001 delegados pueden seguir online. La votación, sin embargo, para que la elección sea legal, debe realizarse por correo, así que los resultados oficiales no se conocerán hasta el 22 de enero.

Se presentan el exjefe del grupo parlamentario Freidrich Merz, el especialista en política exterior Norbert Röttgen y el ministro presidente de Renania del Norte-Westfalia Armin Laschet. La canciller alemana, Angela Merkel, pidió cohesión y espíritu de equipo a su partido ante la elección del nuevo líder, una cuestión planteada como un pulso entre la vía centrista y el giro a la derecha, encarnado por Merz, que se produce "en estos duros tiempos" de pandemia.

Merz se distancia de su imagen más radical

El hecho de que no haya candidatas femeninas a suceder a la actual jefa del partido, Annegret Kramp-Karrenbauer, no pasó desapercibido. Ni siquiera en el discurso de presentación del propio Merz, que se alejó de la imagen tradicionalista en este tema que se le atribuye. "Escucho y leo, no en nuestro partido, que tengo una imagen anticuada (de la mujer). Si ese fuera el caso, mis hijas me habrían mostrado la tarjeta amarilla hace mucho tiempo y mi esposa no se habría casado conmigo hace 40 años", dijo Merz.

Bildkombo CDU Vorsitz Stichwahl Laschet Merz

Laschet y Merz son los que pasan a segunda vuelta.

Además, con la vista puesta siempre en las próximas elecciones ("nosotros, los cristianodemócratas alemanes, estamos firmemente decididos a seguir dirigiendo también el próximo Gobierno Federal", dijo), negó que vaya a estar abierto a cooperar con los populistas de derecha de Alternativa para Alemania (AfD). "Conmigo no va a haber ninguna cooperación con la AfD", insistió, ni en los parlamentos regionales, ni en el Bundestag ni en el Parlamento Europeo.

Merz parecía responder al discurso de Laschet, que fue el primero de los candidatos en hablar y que dijo que el partido solo tendrá éxito si sigue anclado en el centro. "Solo ganaremos si permanecemos en el centro de la sociedad", dijo Laschet. "No permitiremos que terroristas de derecha e incendiarios intelectuales destruyan nuestro país", añadió. Y dijo además la CDU que debe ganar no por el partido, sino por que es lo que necesita el país.

Para el responsable de política exterior del partido, Norbert Röttgen, la clave está en las capacidades futuras, en lograr orientación, liderazgo, ideas y voluntad para darles cuerpo. Y negó que el partido "sea un almacén" de distintas ideas. "Yo quiero integrar", dijo pidiendo unidad. "Se acabó la competición dentro de la CDU", a partir de hoy solo hay competencia con los otros partidos, dijo.

Discursos ayer de Merkel y Kramp-Karrenbauer

"Este es previsiblemente el último congreso de la CDU donde intervengo como canciller", abrió Merkel su mensaje ayer a los delegados de su formación. La CDU ha dirigido el país "con responsabilidad" frente a grandes desafíos, como la crisis en la eurozona o la migratoria, recordó Merkel. Con la pandemia se afronta un reto "de dimensiones desconocidas" que reclama "sacrificios que no hubiéramos imaginado" y ante el que la CDU responde "como partido del centro".

El mensaje de la canciller, en formato virtual, siguió al más emocional discurso de despedida de la actual presidenta del partido, Annegret Kramp-Karrenbauer -apodada AKK-, elegida en 2018 como sucesora de Merkel, pero quien tiró la toalla hace un año ante su incapacidad, reconoció, de mostrar "la autoridad debida".

Ver el video 02:58

La CDU se prepara para elegir suceor de Angela Merkel

No hay un claro favorito entre los tres, en un congreso que no se ciñe a los formatos habituales ni facilita los pronósticos. Los 1.001 delegados no están en un pabellón con ruidosa megafonía, ovacionando a sus líderes, comentando con sus compañeros de o con los medios lo que ocurre. Siguen en su ordenador u otro dispositivo la transmisión del congreso, que se desarrolla en un pabellón ferial convertido en plató televisivo.

El candidato a la Cancillería podría no ser el líder de la CDU

Tampoco hay, al menos en teoría, influencias externas sobre su voto. Cada delegado emitirá de forma telemático su voto -en dos rondas, de no haber mayoría para ningún candidato-. Es una cita virtual, por imperativo de la pandemia. En 2020 fueron cancelados dos congresos sucesivos, ya que las restricciones impedían actos presenciales. Ahora la elección es inaplazable. El 26 de septiembre habrá comicios generales, los primeros desde 2005 en que Merkel no liderará al bloque conservador. A la definición de la presidencia deberá seguir, en marzo o abril, la del candidato a esas generales.

No hay un automatismo que obligue a que sea el líder de la CDU sea el candidato para luchar por la Cancillería en las elecciones. Pero es habitual que así sea. De ser elegido Merz, se da por hecho que exigirá para sí el puesto de candidato. A Laschet y Röttgen se les atribuye mayor disposición a cedérselo al actual líder de la CSU y jefe de Gobierno de Baviera, Markus Söder, o al ministro de Sanidad, Jens Spahn, ambos entre los políticos mejor valorados del país, tras Merkel.

lgc (dpa/reuters/efe/tagesschau)

DW recomienda