La Berlinale, conmocionada por el #MeToo | Cultura | DW | 15.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

La Berlinale, conmocionada por el #MeToo

La Berlinale es el más político de los festivales de cine, y este año lo es aún más: ya antes de inaugurarse la edición 68, el tema principal era el lema #MeToo y el debate sobre abuso sexual.

A diferencia de los debates de los últimos años, la discusión se centra esta vez en la misma industria del cine. El caso del productor hollywoodense y magnate Harvey Weinstein, acusado de haber abusado de numerosas mujeres desde su posición de poder, suscitó un terremoto en la sociedad, cuyo epicentro está en el sector cinematográfico. Los organizadores de la Berlinale anunciaron su apoyo a la autodeterminación de género y su rechazo a todo tipo de acoso. Eso quiere decir, concretamente, que gran parte del programa del festival se dedicará al tema #MeToo. El lunes 19.02.2018, por ejemplo, se llevará a cabo un debate con el título "Culture Wants Change – A Conversation on Sexual Harassment in Film, Television and Theater” (La cultura quiere cambio: una conversación sobre acoso sexual en la industria del cine, la televisión y el teatro).

Conferencia de prensa antes de la edición 68 de la Berlinale.

Conferencia de prensa antes de la edición 68 de la Berlinale.

Además, una nueva página web llamada "Speak Up!” brindará apoyo a miembros de la industria del séptimo arte que hayan sido víctimas de abusos. Según Dieter Kosslick, el director de la Berlinale, el tema se ha tomado muy en serio desde un principio, y por eso se ha descalificado a producciones cuyos directores estén bajo sospecha de haber cometido abuso sexual. Es el caso del director surcoreano Kim Ki-duk, que presenta en Berlín "Human, Space, Time and Human” y fue acusado por una actriz que prefiere permanecer en el anonimato de haberla golpeado y obligado a realizar en 2013 escenas de sexo durante el rodaje de su film "Moebius” que no estaban en el guión original. El director, sin embargo, fue declarado inocente en Corea del Sur por falta de pruebas. Paz Lázero, que dirige la sección Panorama de la Berlinale, dijo que el festival invitó a Kim Ki-duk al festival a sabiendas para que, como el director mismo dijo, "se pueda enfrentar a este debate, que va más allá de su película”.

Dieter Kosslick, director de la Berlinale.

Dieter Kosslick, director de la Berlinale.

Es necesario un debate abierto, también en Alemania

El caso Weinstein y sus consecuencias han demostrado que hay un problema en la industria del cine y está causado por el mismo sistema. Pero, ¿dónde comienza exactamente el abuso? Mientras Catherine Deneuve fue criticada duramente por sus objeciones a #MeToo, cada vez son más los que se unen a su postura. El debate continúa.

Como ya se vio durante la entrega de los Globos de Oro, también en la Berlinale habrá mujeres y hombres vestidos de negro sobre la alfombra roja para apoyar simbólicamente a las víctimas de abusos.

Claudia Eisinger.

Claudia Eisinger.

La actriz alemana Claudia Eisinger fue más allá y exigió que la tradicional alfombra roja fuera este año negra. Su petición con la etiqueta #BlackCarpetBerlinale reunió en la plataforma Change.org más de 20.000 firmas. Otra actriz, Anna Brüggemann, creó la iniciativa "Nobody's Doll” (Muñeca de nadie), en la que alienta a las mujeres que asisten a este tipo de eventos a no vestirse, como lo hacen tradicionalmente, con vestidos escotados y tacones altísimos. Según ella, así se transmite la imagen de que las mujeres deben ser atractivas para tener éxito. "Y eso es justamente lo que no queremos”, dijo la actriz Alina Levshin, que respalda la iniciativa. El director del festival, Kosslick, subrayó al respecto: "De ningún modo rechazaré a una mujer que lleve zapatos bajos, pero tampoco a ningún hombre que use tacones altos”.

Autora: Elizabeth Grenier (CP/ ERS)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda