La batalla por el Ártico | ZonaDocu | DW | 16.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

ZonaDocu

La batalla por el Ártico

Hace años que el hielo del Ártico retrocede como consecuencia del cambio climático. Cuantos más recursos se liberen en esta región antes inaccesible, más avanzan hacia el norte los Estados Unidos, Rusia, Europa y China, posicionando sus barcos de arrastre, rompehielos y plataformas petroleras, y compitiendo por el mejor acceso. Incluso los animales del Ártico tienen que luchar por sobrevivir.

Ver el video 26:01
Now live
26:01 minutos

La lucha por los recursos del Ártico se está agudizando. Los estados circundantes se ponen en posición, exploran y se aseguran los mejores lugares para la extracción de los recursos. Rusia ya tiene en funcionamiento rompehielos nucleares de última generación. Con el "Songa Enabler", una plataforma de perforación ultramoderna diseñada para el Ártico, Statoil está realizando pruebas de perforación, las más septentrionales del mundo. Se cuenta con obtener recursos gigantescos. De confirmarse, entonces Noruega podría convertirse en la principal nación petrolera del mundo. Las fronteras en el Ártico están lejos de estar establecidas y aún no se ha prevenido una guerra por las materias primas. El deshielo marino tiene graves consecuencias para los animales del Ártico, entre ellos las focas y los osos polares. Estos pierden sus hábitats naturales, con lo que la búsqueda de alimentos se hace cada vez más difícil. Además, la basura que se acumula en el Ártico, se degrada muy lentamente e intoxica a la fauna. Las aves marinas y las ballenas mueren por el plástico que no pueden digerir en sus estómagos. La principal fuente de desechos en el Ártico son los barcos de pesca de arrastre internacionales. En el pasado, el hielo era una barrera natural. Ahora los barcos de arrastre pueden penetrar más fácilmente en el Océano Glacial y pescar grandes cantidades. La sobrepesca está programada. Con sus enormes redes de arrastre, los barcos de pesca industriales también destruyen los fondos marinos del Ártico, un importante hábitat natural. ONGs como Greenpeace llevan años denunciando los problemas creados por la pesca y la extracción de recursos en el Ártico.