″La élite rusa se dio cuenta de que Putin cometió un grave error″ | El Mundo | DW | 20.01.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

"La élite rusa se dio cuenta de que Putin cometió un grave error"

Cientos de oligarcas rusos podrían llegar a una lista de sancionados en el próximo "informe Kremlin". DW habló con el exdiplomático estadounidense Daniel Fried acerca de la creciente ansiedad dentro de la élite rusa.

Informes de prensa sugieren que crece la preocupación en Rusia sobre un informe detallado que el Gobierno de Estados Unidos presentará al Congreso a fines de enero sobre oligarcas con estrechos vínculos con el presidente Vladimir Putin. Se espera que Washington imponga nuevas sanciones a Rusia por presunta interferencia en las elecciones estadounidenses de 2016 y alrededor de 300 oligarcas temen ser nombrados e incluidos en una lista de sanciones. El exdiplomático estadounidense Daniel Fried, quien solía supervisar sanciones en el Departamento de Estado, habló con DW sobre el próximo "informe Kremlin", la creciente ansiedad dentro de la élite rusa y las nuevas sanciones.

DW: Ha habido muchas rondas de sanciones anteriores a esta, pero la élite rusa parece estar esta vez particularmente preocupada. ¿Por qué?

Daniel Fried: Creo que la élite rusa se ha dado cuenta de que la agresión de Putin contra Ucrania, contra Occidente en general y los Estados Unidos en particular tiene consecuencias para ellos. Ahora perciben que Estados Unidos está muy enojado por lo que Rusia intentó hacer en nuestras elecciones y que esta ley de sanciones es en parte una respuesta. Cualquier trato que el Kremlin tuvo o pensó que tenía con la campaña de Trump no ha funcionado en la práctica. Y así, el círculo interno de Putin y sus conexiones en el mundo de los negocios serán divulgados, y Putin no podrá detener esto.

¿Qué habrá acaso en el informe? ¿Algún nombre nuevo?

No lo sé. Mi impresión es que la administración de Trump se está tomando esto muy en serio. El informe y la lista distinguirá entre los rusos que deberán ser incluidos en ella y los que no. No es una cuestión de cuales rusos son ricos; es una pregunta de aquellos rusos particularmente atados a Putin. Creo que ese es el propósito de la ley. No creo que deba ser cientos y cientos de personas. La lista debe estar tan bien construida que cuando leamos los nombres en ella, los observadores expertos dirán: "¡Ah, estos son los nombres correctos!"

¿Qué criterios aplicaría usted?

Creo que se debe perseguir a hombres de negocios adinerados especialmente vinculados a Putin. Perseguir los canales del dinero del Kremlin o de personas que tienen o dirigen fondos para Putin y posiblemente hijos de personas que, por razones que no están relacionadas con sus propios méritos, han obtenido posiciones lucrativas en la cima de las empresas estatales. Yo diría que la lista debe ir tras las personas que forman parte de la corrupta red del Kremlin, no simplemente los rusos que se hicieron ricos en la década de 1990.

¿Qué consecuencias tendrán el informe y la lista?

Estar en la lista no tiene consecuencias legales. Simplemente se puede enviar al Congreso y ya. Sin embargo, creo que estar en la lista aumentará las probabilidades de que se sancione a las personas que están en él en el futuro, y habrá un problema de reputación si las empresas y los bancos occidentales continúan trabajando con ellas. Si la administración de Trump se movilizará para realmente sancionar a estas personas es otra cuestión. Además, considero que debe haber una pausa para que la administración considere cuál debería ser su próximo paso. Finalmente, creo que la administración debería dejar abierta la posibilidad de agregar nuevos nombres a la lista o restar nombres basados en nueva información. Si se supone que la lista sea un desincentivo a las personas de que sean agentes del Kremlin, entonces debes continuar disuadiéndolas.

USA Daniel Fried, ehemaliger Diplomat (Getty Images/AFP/L. Jin-Man)

Daniel Fried es exembajador en Polonia y coordinador de embargos de EE. UU.

Usted ha desarrollado sanciones antes, ¿qué tiene de especial este?

Las sanciones de Estados Unidos contra Rusia por Ucrania no fueron sanciones unilaterales. Los negociamos con Europa, incluso con Alemania. Fue un esfuerzo exitoso, porque fue colectivo. Los estadounidenses y los europeos ya han sancionado a algunos de los amigos cercanos de Putin: Timchenko, los hermanos Rottenberg. Creo que la respuesta tiene que ver con la sincronización: tal vez los rusos esperaban, ahora entrados en la administración de Trump, que las sanciones iban a terminar. 

Los rusos interfirieron  en nuestras elecciones, ¿qué esperaban que hiciéramos? ¿Acaso nos conocen tan poco que pensaron que podrían interferir en ellas, inundando las redes sociales con sus bots y trolls, y esperar que no reaccionaríamos? Ellos deberían conocernos mejor. Creo que algunos en la clase alta rusa se están dando cuenta de que Putin cometió un grave error.

Parece que el informe pone a la administración de Trump frente a un dilema: si las nuevas sanciones son demasiado suaves, Estados Unidos podría parecer débil ante los ojos de Rusia. Pero si son demasiado duras, Putin podría tomar represalias.

No debemos dejarnos llevar por la parálisis preocupándonos por lo que los rusos nos van a hacer. Deberíamos seguir pensando en lo que vamos a hacer nosotros mismos. Creo que la administración de Trump tendrá que responder la pregunta "¿y ahora qué?" Sin tener que pasar inmediatamente de la publicación de la lista a las sanciones. En contraste podrían, por ejemplo, decir que las sanciones futuras son posibles, pero esperamos que Rusia retroceda en su agresión, que negocie de buena fe e implemente el acuerdo en Donbás, que se abstenga de atacar nuestras elecciones o las elecciones en Europa y que dé vuelta a su campaña de desinformación. Hay muchas cosas que la administración de Trump podría hacer. Como lo hicimos en la administración de Obama, a veces dejar en claro que estamos listos para escalar podría ser un elemento útil de disuasión. Estas son probablemente las cosas en las que las personas de alto rango y los profesionales del Gobierno de Estados Unidos están pensando.

Daniel Fried fue subsecretario de asuntos europeos en el Departamento de Estado de Estados Unidos y coordinador de la política de sanciones en la administración de Obama. Se retiró en febrero de 2017 y ahora es miembro distinguido del centro de pensamiento estadounidense Atlantic Council.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad