Líbano: detención de Hariri en Arabia Saudita, “acto hostil” | El Mundo | DW | 15.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Líbano: detención de Hariri en Arabia Saudita, “acto hostil”

El presidente Michel Aoun insistió en que el primer ministro y su familia están bajo custodia en Riad, algo que el mismo Hariri ha rechazado.

El presidente del Líbano, Michel Aoun, calificó este miércoles (15.11.2017) como un "acto hostil” hacia su país de parte de Arabia Saudita la "detención” del primer ministro Saad Hariri, quien el pasado 4 de noviembre anunció su renuncia al cargo desde Riad. Asimismo, aseguró que la familia del político libanés también se encuentra bajo custodia de las fuerzas de seguridad sauditas.

"No hay nada que justifique que Hariri no vuelva después de doce días. Así que lo consideramos detenido y retenido, lo que está en contra del acuerdo de Viena y los derechos humanos", dijo Aoun en una reunión del Consejo Nacional de Información, según declaraciones reproducidas por la radio La Voz del Pueblo. Para el jefe de Estado, lo que sucede en Arabia Saudita "viola la dignidad de todos los libaneses".

Asimismo, agregó que "antes no había solicitado su retorno, pero tenemos confirmado que (su familia) también está detenida”. Hariri, quien tiene la ciudadanía saudita y creció en el reino, habría sido detenido junto a otra docena de personas en lo que las autoridades de Riad calificaron como una operación anticorrupción. Sin embargo, desde que se denunció su captura, Hariri ha dado entrevistas y ha aparecido en televisión saludando al rey saudita.

"Volveré, lo van a ver”

La confusa situación se ve reforzada por el discurso que dio Hariri el pasado 4 de noviembre, cuando anunció su dimisión argumentando que había una amenaza terrorista contra su vida, y acusando a Irán de "injerencias" en la política libanesa y en la región árabe. Y el martes, Hariri anunció a través de su cuenta oficial de Twitter que regresará al Líbano en dos días y afirmó que está "muy bien" en Arabia Saudita. Antes, en la televisión, había negado estar detenido.

Aoun no ha aceptado oficialmente la renuncia de Hariri y aseguró que no lo hará hasta reunirse personalmente con el político en el Líbano. "No puedo tomar una decisión sobre la base de una renuncia realizada en el extranjero", escribió en Twitter el mandatario. "Deberá retornar al país para presentar su renuncia o retirarla, para discutir las motivaciones y abordarlas", añadió Aoun.

Poco después, Hariri reiteró a través de Twitter que volverá: "Quiero repetir y asegurar que estoy mil (veces) bien y voy a volver, si Dios quiere, a mi querido Líbano, lo van a ver".

DZC (EFE, AFP, Reuters)

DW recomienda

Publicidad