Kosovo: destituido ministro por deportación de turcos | Europa al día | DW | 30.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Kosovo: destituido ministro por deportación de turcos

Ramush Haradinaj im DW-Interview (DW)

Ramush Haradinaj durante una entrevista con DW.

El primer ministro de Kosovo, Ramush Haradinaj, destituyó hoy (30.03.2018) al titular de Interior y al jefe de los servicios secretos por la deportación "urgente y secreta" de seis ciudadanos turcos, que Ankara considera miembros de una cofradía a la que acusa de organizar el golpe de Estado de 2016. El comunicado del Gobierno señala que Haradinaj destituye al ministro del Interior, Flamur Sefaj, y el jefe de los servicios secretos, Driton Gashi, "por el procedimiento de urgencia".

Tanto el primer ministro como el presidente de Kosovo, Hashim Thaci, y el ministro de Exteriores, Behgjet Pacolli, dijeron que no estaban al tanto de la operación de los servicios secretos Kosovares, en cooperación con la inteligencia turca (MIT). También el procedimiento ha levantado críticas de ONG y defensores de los derechos humanos, ya que se les retiró el permiso de residencia y se les deportó de forma urgente por estar ilegalmente en Kosovo. Defensores de los derechos humanos consideran que los entregados pueden sufrir torturas en Turquía y ponen en cuestión que sean sometidos a un juicio justo.

Erdogan celebra la operación

Medios turcos y kosovares informaron el jueves (29.03.2018) que seis ciudadanos turcos fueron detenidos en una operación de colaboración entre los servicios secretos kosovares y turcos, y enviados a Turquía en un avión privado. El Ministerio de Interior kosovar indicó entonces que se había "revocado el permiso de residencia de los ciudadanos turcos", sin especificar las circunstancias ni el porqué. Ankara considera que algunos de los sospechosos eran responsables de la red del predicador Fethullah Gülen en los Balcanes y ayudaban a otros miembros de la cofradía, perseguida y definida como terrorista en Turquía, a huir a países europeos o a Estados Unidos. Otros detenidos dirigían una red de colegios, así como diversas fundaciones o instituciones asociadas a la secta gülenista en los Balcanes. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, celebró hoy la operación y dijo que su país perseguirá a los supuestos miembros de esta cofradía también en el extranjero.(efe)

 

Publicidad