Klitschko noqueó a Goméz y sigue siendo campeón de pesos pesados | Europa | DW | 22.03.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Klitschko noqueó a Goméz y sigue siendo campeón de pesos pesados

El ucraniano Vitali Klitschko derrotó en la noche de sábado a Juan Carlos Gómez por k.o. técnico en el noveno asalto, destruyéndole las esperanzas de ser el primer cubano en proclamarse campeón del mundo de los pesos pesados.

A los 2:49 minutos del noveno asalto, Gómez, muy maltrecho tras irse ya a la lona, se vio sometido a un duro castigo con golpes de todas la marcas. El cubano se volvió de espaldas y Klitschko siguió golpeando hasta que el árbitro paró el ya desigual combate.

En el séptimo asalto ya se mascó el k.o.. Tras encajar una serie del campeón, el cubano fue sometido a la cuenta de protección de "ocho" y terminó en pie la ronda gracias a la campana.

Klitschko, de 37 años, que defendía por vez primera la corona del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) conquistada el pasado octubre en Berlín al batir por k.o.t en noveno asalto al nigeriano Samuel Peter, fue siempre el amo en el ring, ganó todos los asaltos y mejoró su palmarés a 37 victorias (35 por k.o.).

Gómez, de 35 años, que disputó hoy su decimotercer combate en pesos pesados, no tuvo la menor opción y peleó, con entereza y corazón, y con la esperanza de poder colocar con precisión su peligrosa zurda. Un par de buenas manos no fueron suficientes para poner en aprietos al ucraniano que boxeó, un tanto imprudente, con la guardia baja, confiando en su demoledora derecha.

El cubano, ex campeón mundial de los cruceros de 1998 a 2002, que subió al ring con 104,5 kilos (en comparación a los 113 de Klitschko), sufrió hoy la segunda derrota de su carrera, en la que suma 44 victorias (35 por k.o.).

Al término de la pelea, Klitschko elogió las cualidades de luchador de Gómez: "Ya dije que era un boxeaodr de clase mundial. Ha sido una pelea muy dura. Ahora mi hermano y yo queremos el cuarto cinturón, el único que nos falta", señaló, en relación a la corona de la AMB en poder del ruso Nikolai Valuiev.

Gómez, muy marcado y decepcionado, se limitó a decir: "Quería dedicar el triunfo a mi hija Delia, pero no pudo ser. Yo quería seguir boxeando, pero el árbitro paró la pelea". (chp/dpa)

Publicidad