Kerry, frustrado con Rusia | El Mundo | DW | 04.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Kerry, frustrado con Rusia

Como secretario de Estado de Estados Unidos, a John Kerry le queda poco tiempo. En Bruselas culpó a Rusia del fin del alto el fuego en Siria y prometió que trabajará por la paz hasta el último minuto de su mandato.

"Me quedan pocos meses en el cargo”, dijo el ministro de Exteriores estadounidense, John Kerry, en un discurso ante el "German Marshall Fund”, un grupo de expertos en Bruselas. "Pero voy a trabajar hasta el último minuto”, prometió más tarde Kerry, que ha visto cómo sus esfuerzos por encontrar una solución pacífica para Siria sufrían serios reveses en los últimos días. En Bruselas anunció que no volverá a hablar sobre un alto el fuego con su homólogo ruso, Sergei Lavrov. Aunque eso no significa que vaya a dejar de buscar el fin de la violencia en Siria. "No abandonaremos al pueblo sirio”, dijo Kerry, quien seguirá trabajando con el grupo de apoyo a Siria –del que Rusia también es miembro- y en busca de la paz con Naciones Unidas. "Seguimos comprometidos”, insistió Kerry.

Apuntó a los dirigentes rusos como los culpables del cese del alto el fuego. Tomaron la "irresponsable” e incorrecta decisión de apoyar los ataques del régimen del presidente sirio Assad, los asesinatos de sus propios ciudadanos. Los rusos, dijo Kerry con seguridad, están del lado equivocado. "Miran hacia otro lado cuando Assad utiliza bombas de barril y gas”, afirmó con indignación y tristeza.

"Rusia impidió un alto el fuego”

Siria es el escenario de guerra más aterrador desde la Segunda Guerra Mundial, continuó el todavía secretario de Estado de EE.UU. Al mismo tiempo, el conflicto es tan complejo que es difícil saber qué está ocurriendo. "Tengo la sensación de que libramos seis guerras al mismo tiempo”. A pesar de que los contactos diplomáticos al más alto nivel entre Kerry y Lavrov han quedado congelados, la cooperación militar continúa a efectos prácticos. El titular de Exteriores norteamericano aseguró que la alianza que encabezan EE.UU. y Rusia contra los terroristas siguen intacta.

Sergei Lawrow John Kerry New York City (picture-alliance/dpa/A.Shcherbak)

John Kerry (izq.) y Sergei Lavrov en la sede de Naciones Unidas en Nueva York (EE.UU.).

Lo que rechazó Kerry con énfasis fue la acusación rusa sobre la culpabilidad estadounidense en el fin de la tregua en Siria. De hecho, aseguró lo contrario. Dijo que EE.UU. había convencido a todos los grupos rebeldes de la necesidad de mantener el alto el fuego para permitir los envíos de ayuda, y que fue Assad quien siguió bombardeando a sus ciudadanos. "Rusia sabe perfectamente lo que se necesita para lograr un alto el fuego”. Medidas prácticas para impedir el derramamiento de sangre en Siria, sin embargo, no anunció.

Parar a los demagogos

En realidad, Kerry quería pronunciar un discurso sobre relaciones transatlánticas y la OTAN en el marco de la Conferencia Internacional de Donantes para Afganistán. Estados Unidos necesitaría una Europa fuerte y unida, dijo Kerry haciendo referencia al brexit. Esto es algo indispensable, dijo el diplomático estadounidense, quien pasó la mayor parte de su infancia en Europa. La respuesta al brexit debería ser una Europa aún más fuerte. No hay que ceder ante los demagogos.

Cuando habló de la seguridad en Europa, Kerry se volvió a referir directamente al pueblo ruso. "Los rusos tienen que saber que, al contrario de lo que sus líderes les contaron, el objetivo de nuestra alianza no es aislar, debilitar o despreciar a ninguna nación”. Nadie aceptará nunca la anexión ilegal de Crimea y la intervención rusa en el este de Ucrania. Las sanciones, por tanto, seguirán vigentes hasta nuevo aviso.


 

DW recomienda

Publicidad