Juncker podría quedar en la oposición en Luxemburgo | Europa | DW | 21.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Juncker podría quedar en la oposición en Luxemburgo

El primer ministro, que gobierna el rico ducado desde hace 19 años, no obtuvo la mayoría y se habla de una coalición de socialdemócratas, verdes y liberales.

Ganó, pero puede ser que se quede mirando desde la vereda de la oposición. A ese drama podría enfrentarse el primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, cuyo partido obtuvo la mayoría en las elecciones realizadas en domingo 20 de octubre en el millonario país europeo, pero no consiguió los escaños suficientes para gobernar por su cuenta y necesita un aliado.

El problema es que los otros tres partidos fuertes, el socialista, el liberal y los verdes, se están poniendo en el escenario de que sean ellos quienes formen Gobierno, considerando que la suma de los tres les permite tener la mayoría en el Parlamento. Juncker y el Partido Popular Social Cristiano (PSC) consiguieron 23 escaños. La suma de la coalición de los partidos que ahora son oposición, da 32 puestos. Suficientes para aprobar las leyes.

Consciente de que ese escenario existe, y pese a que su partido cosechó el 33,68 por ciento de los sufragios en las elecciones adelantadas, Juncker dijo a sus seguidores que lo justo era que el PSC siguiera al frente de Luxemburgo. “Reclamo para mi partido el derecho a liderar este país. Seguimos siendo por lejos el partido más fuerte de Luxemburgo”, dijo exultante la noche del domingo.

Esperando la orden del duque

Las elecciones fueron adelantadas debido a una crisis de gobernabilidad provocada por un escándalo de espionaje a los ciudadanos de Luxemburgo, lo que gatilló la salida de los socialistas del pacto de Gobierno con los socialcristianos. Si bien perdió parte de su caudal de votos, el partido que gobierna el país casi de forma ininterrumpida desde 1945, perdió tres escaños en el Congreso.

“Tenemos una oportunidad única de ofrecer un nuevo comienzo para el país”, dijo el candidato de los socialdemócratas, Etienne Schneider. Si esto llegase a suceder, marcará el fin de casi 19 años de mandato de Juncker, conocido y respetado en Europa por sus dotes negociadoras. Las conversaciones comenzarán este martes 22 de octubre, de acuerdo a diversos reportes de prensa.

Los representantes de los nueve partidos que participaron de las elecciones se reunirán ese día con el gran duque Enrique, jefe de Estado del país, quien debe encargar la formación de Gobierno a un político en base a las posibilidades de éxito. Y si los tres partidos deciden acudir juntos, Juncker tendrá problemas. Aunque ya antes de las votaciones se blindó: dijo que gustoso formaría alianza con los socialistas o los liberales.

DZC (dpa, AFP)

Publicidad