Juicio por drogas en Alemania: cocaína en cajas de bananas | Alemania | DW | 12.02.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Juicio por drogas en Alemania: cocaína en cajas de bananas

En uno de los mayores procesos penales por cocaína en Alemania, la Fiscalía presentó cargos contra ocho hombres y espera así asestar un golpe contra una red internacional de tráfico de estupefacientes.

Es probable que se convierta en uno de los procesos legales por cocaína más grandes en la historia de la República Federal de Alemania La Fiscalía de Landshut ha presentado cargos contra ocho hombres. Los investigadores del caso asumen que los acusados forman parte de una red que introdujo cerca de dos toneladas de cocaína a Alemania entre septiembre de 2017 y abril de 2018. Están acusados de tráfico ilegal de estupefacientes. Dicho caso es también excepcional, porque los investigadores aparentemente habrían logrado capturar a delincuentes de los mandos medios de una red de narcotráfico internacional. Así consta en los documentos judiciales a los que tuvieron acceso reporteros de las cadenas públicas NDR, BR y el diario Süddeutsche Zeitung (SZ).

Los hechos salieron a la luz, porque en septiembre de 2017 se entregaron cajas de plátanos en varios supermercados en Baja Baviera, en las que los empleados descubrieron paquetes de cocaína. Luego, los investigadores rastrearon las huellas y descubrieron que se habían producido robos reiterados en los llamados pabellones de maduración. En esos lugares, se almacenan bananas y otros tipos de fruta y, desde ahí, se distribuyen a Alemania y Europa. Usando medidas complejas de vigilancia, los investigadores pudieron descubrir el modus operandi de los delincuentes. En total, alrededor de 500 personas, entre agentes aduaneros, policías y abogados participaron en dicha operación de desmantelamiento.

Hombres encapuchados en un pabellón.

Ladrones de Albania que llegaron en avión a Alemania.

Ladrones de Albania

En Ecuador se habría escondido la cocaína en cajas de bananas, que se despacharon a los pabellones de maduración de una determinada empresa en Alemania.  Los delincuentes entraban a esos depósitos y robaban la cocaína; hasta 320 kilogramos por robo. Además, según los investigadores, se habría traído expresamente a grupos de ladrones de Albania. Durante el período de investigación, la Policía de lo Criminal (LKA) de Baviera registró ocho robos en depósitos de maduración en Baviera, Hesse, Renania del Norte-Westfalia y Sarre. Los videos de vigilancia muestran que los delincuentes actuaron, en parte, armados. Mediante consultas y monitoreo telefónico, los investigadores dieron con la pista de la red de traficantes.

Aparentemente, el grupo era controlado y gestionado desde Hamburgo, donde uno de los principales acusados, Darío L., de 21 años, había alquilado un departamento. Ahí, los investigadores encontraron más tarde, entre otras cosas, las órdenes de despacho de las cajas de bananas. L. habría actuado como el "encargado de la logística" y Klajdi D., de 25 años de edad, como líder de los ladrones. Alberto K., de 40 años, habría dirigido a todo el grupo. Al parecer, la policía habría observado a una parte del grupo de hombres mientras exploraban los pabellones de maduración. Además, habrían observado reuniones en un café de Hamburgo, donde los hombres se encontraban regularmente.

En abril de 2018, se detuvo a varias personas en toda Alemania. En Ahrensburg, Hamburgo y Hannover, los investigadores registraron viviendas, incautaron dos revólveres y más de 30.000 euros en metálico. En otro juicio, cuatro hombres ya fueron sentenciados en Hamburgo en diciembre, cuando intentaban transportar unos 180 kilogramos de cocaína de Hamburgo a Holanda. La pena fue varios años de prisión. Sin embargo, la Fiscalía de Hamburgo anunció que apelará, porque consideró que la sentencia era demasiado baja.

Policía junto a droga.

500 agentes aduaneros, policías y abogados trabajaron en el caso.

"Éxito que impresiona"

Los ocho hombres ahora acusados en Landshut están actualmente en prisión preventiva. El proceso también es inusual, porque los investigadores aparentemente pudieron arrestar a varios sospechosos que no pertenecían al nivel jerárquico más bajo de la banda de delicuentes, sino que habrían dado órdenes, al menos, a parte del grupo. Peter Keller, de la Unidad de Delitos Aduaneros, habla de un "éxito que impresiona en este ámbito". Era "una red dinámica, que por ahora está destruida gracias a la exitosa investigación". Sin embargo, Keller cree que la banda reemplazará a los miembros arrestados.

Otros cerebros de dicha banda criminal, también activa en Albania, Holanda y Sudamérica, no han sido aún detenidos. Según la información de las cadenas públicas alemanas NDR, BR y el diario SZ, en otros países europeos se ha detectado varios alijos de cocaína en los últimos meses, procedentes de Ecuador y ocultos en cajas de bananas. El jefe responsable de la investigación de la LKA de Baviera, Jörg Beyser, dijo al canal NDR que la investigación continuaría. "Ahora estamos tratando de descubrir a los cabecillas de las bandas y apostamos en particular por una cooperación internacional intensiva". Los tribunales ahora están decidiendo sobre la apertura de la vista oral.

El abogado Hubertus Werner será el defensor en juicio. Afirmó que solo en el proceso se verá cuán tan fundamentadas son las evidencias. En particular, Werner criticó la evaluación de las señales móviles y la consecuente deducción de la pertenencia de un individuo a un grupo de delincuentes. Habló de una "vigilancia sin motivo", que en su opinión era jurídicamente cuestionable e incompatible con el Código de Procedimiento Penal. El abogado espera un largo proceso: "Supongo que solo por la gran cantidad de acusados y la gran cantidad de abogados, será muy complicado aclarar completamente los hechos", dijo.

(rmr/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda