Juicio contra vigilante de campo de concentración: ¿qué sabía el joven Bruno D.? | Alemania Hoy | DW | 17.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania Hoy

Juicio contra vigilante de campo de concentración: ¿qué sabía el joven Bruno D.?

Bruno D. tenía 17 años cuando era vigilante en el campo de concentración de Stutthof, donde murieron miles de personas. ¿Era consciente de lo que allí sucedía? En caso afirmativo, ¿podía haber hecho algo para evitarlo?

"Nunca olvidaré que siempre tenía hambre. Día y noche." Dora Roth y su madre fueron dos de las aproximadamente 120.000 personas internadas por los nazis en el campo de concentración de Stutthof.  Al menos 65.000 murieron en él. Una de ellas fue la madre de Dora Roth. Falleció de hambre, porque cedió su propia ración diaria de pan a su hija. Los internos del campo de concentración de Stutthof no solo murieron de desnutrición. También fallecieron de agotamiento por los trabajos forzados, por enfermedades, por congelación o fueron baleados o gaseados. Eran permanentemente observados por soldados desde un total de 25 torres de vigilencia. También veían desde allí  el humo que salía de las chimeneas del crematorio. ¿O es posible que los centinelas no se percataran de ese humo? ¿Son parcialmente culpables de haber apoyado con su trabajo la maquinaria asesina  nazi?

Ver el video 02:20

Historia de sobreviviente del Holocausto

Bruno D. tenía entonces 17 años y subió a esas elevadas torres regularmente entre el verano de 1944 y la primavera de 1945 para hacer turnos de vigilancia. Como tirador de las SS, vigiló a los internos en el campo de Stutthof. Ahora, 74 años después de la liberación del recinto, debe responder ante el tribunal regional de Hamburgo porcontribuir al asesinato de 5.230 personas.

No hay foto del acusado, ni actual, ni de su época como vigilante. Como Bruno D. era menor de edad cuando ocurrieron los hechos, lo juzga un tribunal penal de menores, que tratará de dilucidar si no solo vigiló para que los internos no huyeran, sino que también impidió revueltas y la liberación del lugar. La Fiscalía de Hamburgo asegura que D. apoyó "conscientemente el terrible y alevoso asesinato especialmente de los jóvenes reclusos” y que se convirtió en "una pieza de la maquinaria asesina”, dispuesto a poner en práctica la orden de asesinar.

"Cuerpos demacrados apilados"

La pregunta clave de este caso es: ¿sabía el acusado, que actualmente tiene 93 años, algo de los asesinatos en el campo de exterminio? Según la Fiscalía de Hamburgo, en las cámaras de gas de Stutthof fueron asesinadas 200 personas. La mayoría de los internos murieron de epidemias y desnutrición. Bruno D. dice que él no sabía nada de las muertes masivas. El pasado año, la Fiscalía lo interrogó en varias ocasiones. Él nunca ha negado haber sido vigilante en Stutthof, pero no se considera culpable y tampoco cree ser cómplice de asesinato. Admitió ante la Fiscalía que había visto "apilados entre las barracas cuerpos demacrados”, pero  pensaba que estas personas habían fallecido "por alguna enfermedad”. Sobre los muertos de las cámaras de gas, aseguró no saber nada.

"¿Qué podía hacer un muchacho de 17 años?"

Bruno D. aseguró a la Fiscalía que él no había asesinado a nadie y que tampoco hubiera podido hacer nada contra los crímenes. "¿Qué podía haber hecho un muchacho de 17 años obligado a trabajar como vigilante?”, lo cita el Tagesspiegel. El proceso arranca entre ciertas dificultades. Antes del juicio, hubo de resolverse si Bruno D. se encuentra en las adecuadas condiciones de salud para tomar parte en el juicio. Varios expertos han determinado que es solo parcialmente capaz de participar.

Campo de concentración de Stutthof.

Barracas del campo de concentración de Stutthof.

Bruno D. no estaría respondiendo ante la Justicia si hace diez años en Múnich no se hubiera celebrado un juicio contra John Demjanjuk, antiguo vigilante del campo de exterminio de Sobibor. En 2011, fue condenado por cómplice de asesinato de al menos 28.060 personas a cinco años de prisión. Desde entonces, se utiliza la tipificación legal  "cómplice de asesinato” contra los vigilantes de los campos de concentración. 

Otros 23 procesos

El juicio contra Bruno D. se enmarca en una serie de nuevos procesos judiciales de los últimos años contra mecanógrafos, vigilantes y contables del régimen nazi. Ya en 2018, otro antiguo vigilante de Stutthof fue acusado de cómplice de asesinato, pero el proceso se paró cuando el acusado, de 95 años, fue catalogado como no capacitado para participar en el juicio.

Según Thomas Will, director de la Agencia Central de Administraciones regionales de Justicia para el Esclarecimiento de los Crímenes del nazismo, actualmente hay abiertos 23 procesos contra personal de los campos de concentración, entre ellos, dos de Stutthoff. Para los supervivientes, no solo son importantes estos procesos legales, sino también mantener vivo el recuerdo de la crueldad de aquel régimen. Tras la liberación de Stutthof, Dora Roth ha dedicado toda su vida al esclarecimiento de esos crímenes.  Sobre todo, habla con niños sobre sus terribles experiencias en Stutthof. "Lo que entonces nos hicieron fue inconcebible. Y quien lo sabe, debe trasmitírselo a otras personas. Es la única manera de evitar otro Holocausto”, asegura. 

(ms/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda