Juicio contra Mursi comenzará el 4 de noviembre | El Mundo | DW | 09.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Juicio contra Mursi comenzará el 4 de noviembre

Un tribunal de Egipto fijó para el 4 de noviembre el inicio del juicio contra el derrocado presidente Mohamed Mursi, por el cargo de incitación a la violencia.

A partir del 4 de noviembre comparecerán ante un tribunal egipcio el ex-presidente Mohamed Mursi y algunos importantes líderes de los Hermanos Musulmanes por incitar a la violencia. El juez Nabil Saleeb indicó que habían sido acusados de "incitar a dar muerte y torturar a manifestantes que protestaban frente al palacio (presidencial de) Etihadeya".

El Ejército derrocó a Mursi el 3 de julio, tras masivas protestas. El plan para volver a la normalidad democrática prevé la aprobación de una nueva Constitución y el año próximo los egipcios acudirían a las urnas para elegir un Parlamento y un presidente.

Al Sisi no se pronuncia sobre candidatura

Por primera vez, el jefe del Ejército egipcio, Abdelfattah al Sisi, no descartó presentarse como candidato en las elecciones a presidente, según una entrevista publicada hoy por el diario "Al Masry Al Youm". Al ser interrogado acerca de si se presentará si se lo pide el pueblo, el general respondió: "Creo que no es el momento para plantear esa pregunta, porque en este momento nuestro país tiene que enfrentar muchos desafíos y peligros".

Hasta ahora, la cúpula militar que gobierna el país había negado tener ambiciones políticas. Al Sisi cuenta con muchas simpatías entre los opositores a los islamistas. Desde hace varios días existe en Egipto una amplia campaña para convencerlo de que presente su candidatura.

AI pide proteger a coptos

Entretanto, Amnistía Internacional (AI) pidió que instituciones independientes investiguen los ataques contra los cristianos coptos en Egipto, en el marco de un informe sobre la situación de las iglesias, escuelas e instituciones cristianas en el país árabe. Además, pidió garantizar medidas de seguridad que eviten más ataques con motivaciones religiosas contra minorías.

El informe documenta ataques contra instituciones cristianas en las que al menos murieron cuatro personas. En todo el país han resultado dañadas 43 iglesias. Es preocupante que los cristianos coptos hayan sido elegidos por seguidores de los Hermanos Musulmanes como blanco de sus represalias por la destitución del presidente Mohamed Mursi y que el gobierno no los proteja, subraya AI.

er (reuters, ap, dpa)

DW recomienda

Publicidad