Juan Guaidó solo logrará lo que permitan las reglas democráticas | Venezuela en DW | DW | 09.01.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Venezuela

Juan Guaidó solo logrará lo que permitan las reglas democráticas

Juan Guaidó no ha logrado ni logrará nada que no sea por las vías democráticas, dicen expertos. "La oposición democrática necesita mucho más apoyo internacional, y más efectivo", reclama el analista Luis Carlos Díaz

Juan Guaidó, antiguo y nuevo presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Juan Guaidó, antiguo y nuevo presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.

El líder opositor Juan Guaidó convocó a los venezolanos a regresar a las calles para protestar contra el gobierno de Nicolás Maduro, tras renovar su juramento como "presidente encargado” y ratificar el  apoyo de Washington, la Unión Europea y el Grupo de Lima.

"Guaidó es, en efecto, el presidente de la Asamblea Nacional, el único órgano en Venezuela que tiene alguna legitimidad democrática”, dice a DW Luis Carlos Díaz, periodista, quien en 2013 ganó el premio The BOBs de DW, en la categoría de "Mejor Persona a Seguir por defender la libertad de expresión” en su país, Venezuela.

Pero la realidad es que Juan Guaidó preside un Parlamento bloqueado: "Eso significa que el poder Legislativo en Venezuela, aunque dicte leyes, estas no son acatadas por ningún otro órgano. En la práctica, el poder Ejecutivo, en manos de Nicolás Maduro, no le rinde cuentas, no le presenta el presupuesto de la nación, ni le pide permiso para endeudar más el país. Pero tampoco la Fuerza Armada Nacional le hace caso, así como el Tribunal Supremo de Justicia no considera vinculantes las decisiones de la Asamblea”, explica el ciberactivista Díaz, que analiza en #EnSerio, en You Tube, junto con Naki Soto, las movidas del Gobierno y la oposición venezolanos.

Guaidó sigue siendo el líder, pero ¿y las metas?

Con 100 votos de legisladores opositores, el dirigente fue reelegido el 5 de enero jefe de la unicameral Asamblea Nacional, tras la autoproclamación del diputado rival Luis Parra como presidente de la Cámara con apoyo del oficialismo. A pesar de los intentos de sabotaje, "esta votación demuestra que Juan Guaidó aún cuenta con el respaldo mayoritario de la Asamblea”, confirma Geoff Ramsey, director para Venezuela de WOLA, un taller estadounidense que "aboga por políticas que restauren la democracia en Venezuela como resultado de una negociación entre los grupos implicados, incluyendo todos los sectores políticos, la sociedad civil, y la comunidad internacional”. Según Ramsey, "Guaidó sigue teniendo la misión de aprovechar su legitimidad para lograr la próxima meta: las elecciones legislativas previstas para 2020”.

Lo que en una democracia es un paso normal, en Venezuela aparece como otra batalla contra molinos de viento. "El desafío es que se puedan realizar unas elecciones competitivas, libres y justas”, apunta Ramsey, con maestría en Asuntos Internacionales de la American University. El experto no considera que el año de Juan Guaidó fue totalmente infructuoso: "Dentro de la Asamblea Nacional han avanzado negociaciones importantes sobre la composición de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNS)", revela Ramsey a DW.

A pesar de todo, la ruta es la negociación

Guaidó busca reanimar a los opositores tras el fracaso de reeditar en los últimos meses las multitudinarias protestas de principios de 2019. ¿Pero cómo lograr mayor respaldo popular, con tantos desencantados y furiosos que piden drones estadounidenses contra Maduro y Cabello? ¿Cómo recuperar la senda democrática? "Para lograr un cambio institucional en el chavismo la ruta puede ser una negociación política que ejerza suficiente presión”, apunta Díaz, a pesar de que con el intento de imponer a Luis Parra como jefe del Parlamento, el chavismo ha enredado más el camino hacia las elecciones.

¿Cómo apostarle al diálogo en Venezuela si ya han fracasado cuatro intentos de negociar una salida democrática al régimen que, paso a paso, acabó con las instituciones democráticas?

"El régimen ha enredado los diálogos hasta diluirlos. Además, la oposición ni tiene armas ni tiene la capacidad de lograr que la presión internacional sea mayor y más agresiva. Por otra parte, falta la presión interna que ejercen las protestas populares porque estas han sido reprimidas violentamente: en Venezuela ha habido torturados y desaparecidos. Por centenares hay venezolanos exiliados, desertados. Todo esto hace una resistencia interna muy costosa. Así que, aunque el diálogo ha sido burlado varias veces, a la oposición democrática no le que queda otra cosa", concluye Luis Carlos Díaz, quien dice que incluso en un divorcio hay que negociar con la pareja que uno ya no quiere. Por lo que concluye, que "no queda otra que negociar con el régimen" una salida democrática a la crisis política, humanitaria y económica de Venezuela.

Falta un respaldo más efectivo

Por ello, recalca Luis Carlos Díaz, también periodista de Unión Radio, la presión internacional efectiva es tan importante. "Ya los venezolanos estamos hastiados de meras declaraciones de buena voluntad desde afuera, cuando lo que necesitamos es que haya más sanciones contra el régimen, y que se investigue, por ejemplo, la inmensa corrupción de Odebrecht en Venezuela, por lo que aquí no hay un solo condenado”. Por su parte, Geoff Ramsey, recuerda que la solución para Venezuela solo puede venir desde adentro de la sociedad y recalca que el Gobierno de Estados Unidos ha sancionado a más de 100 figuras del chavismo.

En ese contexto, debe caer bien la noticia de que Josep Borrell, el jefe de la diplomacia europea, expresó adoptar nuevas sanciones contra los responsables de la "intimidación” de diputados opositores del Parlamento de Venezuela, al tiempo que reiteró su apoyo a Juan Guaidó como su presidente. "La UE está dispuesta a empezar a trabajar para aplicar medidas específicas contra las personas implicadas”, agregó.

Ante la caída de popularidad de Guaidó, que descendió del 63 en enero, a 38,9% en diciembre, según Datanálisis, Luis Carlos Díaz llama a comprender que mientras el chavismo desaparece o mata a diputados, la oposición sí juega con reglas democráticas, "porque cuando uno exige democracia, tiene que ser demócrata”.

Por último, Luis Carlos Díaz le advierte a los gobiernos de América Latina y otras latitudes que "si se siguen conformando con meros comunicados de apoyo moral a la oposición democrática, no va ser suficiente para detener la masiva emigración de Venezuela que va a aumentar aún más hacia sus países, así pongan visa o no”.

(cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

 

DW recomienda