Joven político es el nuevo primer ministro de Túnez | El Mundo | DW | 03.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Joven político es el nuevo primer ministro de Túnez

El presidente Beji Caid Essebsi nombró a Yusef Chahed como premier y le encargó la formación de un Gobierno de unidad nacional.

En una ceremonia oficial realizada en el Palacio de Cartago, el presidente de Túnez, Beji Caid Essebsi, nombró este miércoles (03.08.2016) al joven político Yusef Chahed como primer ministro, y le encargó la formación de un Gobierno de unidad nacional. Chahed, familiar lejano del mandatario y hasta ahora ministro de Asuntos Locales, dispone de 30 días para cumplir el encargo. En el intertanto, el Ejecutivo saliente se encargará de gestionar el país.

La Asamblea de Representantes del Pueblo (ARP) no renovó el pasado domingo 31 de julio su voto de confianza al ya exprimer ministro Habib Essid, por lo que el presidente se vio obligado a designar a un sustituto para el cargo. A sus 41 años, Chahed es el político más joven en la historia de Túnez que llega al cargo de primer ministro. El país vive una crisis de seguridad y económica debido a varios ataques del Estado Islámico.

En sus primeras declaraciones, el nuevo primer ministro expresó su deseo de que en el nuevo Gobierno estén representados “el máximo de partidos políticos y de personalidades”. También adelantó a la ciudadanía que habrá que hacer “sacrificios excepcionales” y que el suyo será un “gobierno de jóvenes” que tendrá más ministras que el gabinete anterior, donde solamente había tres.

Críticas y mayoría

El nombramiento de Chahed, quien es ingeniero agrónomo de profesión, estuvo rodeado de polémicas, debido a que está emparentado con el presidente Essebsi. Según sectores de izquierda y críticos del partido gobernante Nida-Tunis, el hecho de que Chahed sea sobrino del yerno del presidente convierte su nominación en el cargo en un acto de nepotismo. Como sea, cinco partidos apoyan la figura de Chahed, entre ellos los dos más grandes, lo que le da una cómoda posición ante el Parlamento.

“Entramos en una nueva etapa que exigirá esfuerzos y sacrificios excepcionales para encontrar soluciones a los problemas del país”, dijo el nuevo primer ministro. “Hablaremos con franqueza a la gente sobre la realidad financiera y económica de Túnez”, agregó. “Las prioridades del Ejecutivo serán primero la seguridad, segundo la lucha contra la corrupción, después la lucha contra el desempleo, el reequilibrio de la economía y por último la ecología y la protección de la naturaleza”, enumeró Chahed.

DZC (EFE, AFP)


DW recomienda

Publicidad