Joven alemana martirizada por padrastro bosnio durante ocho años | Europa | DW | 27.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Joven alemana martirizada por padrastro bosnio durante ocho años

Una joven alemana fue llevada por su madre a Bosnia, donde sufrió un auténtico martirio a manos de la familia de su padrastro. Ocho años tardaron las autoridades en liberarla. "Como en una película de terror estadounidense", comentaban los diarios de Bosnia sin comprender lo ocurrido.

Tras un sufrimiento inimaginable, la joven alemana de 19 años fue encontrada hace diez días en un bosque cerca del pueblo de Gojcin, cercano a la ciudad de Kalesija, en el noreste del país. Pesaba sólo 40 kilos y presentaba numerosas heridas por todo el cuerpo, dijo el sábado la fiscal general Gordana Tadic ante la prensa en Tuzla.

La joven, probablemente llamada Karla, fue llevada hace ocho años por su madre alemana Christina a ese rincón abandonado de Bosnia, contó a dpa Admir Arnautovic, portavoz de la fiscalía. La madre se había casado con un bosnio de hoy 52 años, pese a que él seguía casado con su esposa bosnia. Su segunda mujer Christina abandonó a su hija con su padrastro, que junto con su primera mujer la torturó brutalmente.

La joven fue maltratada durante ocho años, herida con cuchillos y obligada a trabajar en duras labores en el campo, contó el fiscal. La madre, que todos estos años vivió en Alemania y Austria, lo sabía, pero calló. Y mientras tanto, la pareja bosnia fue detenida, y su víctima trasladada a una casa para mujeres en Tuzla, donde se recupera lentamente.

Aunque Bosnia tiene a sus espaldas una horrible guerra civil, los medios se mostraron conmocionados por el horror de la historia. Nunca después de la guerra en 1999 había sucedido algo así en el país balcánico. Los vecinos cuentan que la pequeña Karla no dormía en casa, sino en un establo para ganado y tuvo que comer comida para cerdos para no morir de hambre. Su padre le tiraba los perros, que también la dañaban.

Los vecinos aseguran que la joven también sufría regularmente abusos sexuales de numerosos hombres, aunque al fiscalía dijo que este aspecto aún no fue probado. Sin embargo, confirmó informaciones de medios de que Karla era tratada "como una esclava" a la que se prohibía cualquier contacto con el mundo exterior. Las heridas de muchos maltratos nunca podrán ser curadas con medicina.

Posiblemente por puro sadismo Karla tenía que arrastrar, como si de un caballo se tratara, un carruaje entre 400 y 500 metros, mientras la pareja se divertía.

El caso fue descubierto por un vecino que ya había informado hacía años a las autoridades, pero éstas no habían podido encontrar a la joven, a la que habían ocultado en el sótano. Sólo actuaron cuando el vecino consiguió una foto de la chica. La joven fue encontrada en el bosque, donde la había vuelto a esconder su padrastro.

Las autoridades bosnias solicitaron ayuda judicial a Alemania y Austria, donde trabajaron durante años los supuestos responsables de los maltratos y otros familiares. También se busca a la madre de la joven, que supuestamente llevó a otras tres jóvenes a los torturadores en Bosnia para casarlas con miembros de la familia y conseguir así permiso de residencia y trabajo en Alemania y Austria.

Fuente: dpa

Editora: Rosa Muñoz Lima

ADVERTISEMENT