Jornada electoral con escasa participación en Irak | El Mundo | DW | 20.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Jornada electoral con escasa participación en Irak

A pesar de las estrictas medidas de seguridad con motivo de la jornada electoral en Irak, extremistas atacaron varios centros de votación causando heridas a varias personas.

Las primeras valoraciones apuntan a que cerca de la mitad de los iraquíes con derecho a voto acudieron a las urnas. El canal de televisión Al Yazira apunta que en la ciudad de Basora la participación fue de tan sólo el 35 por ciento.

En gran parte de las provincias de Irak se eligieron este sábado los consejos provinciales, en la primera jornada electoral desde la retirada de las tropas estadounidenses en diciembre de 2011. La campaña electoral estuvo sembrada de sangrientos atentados en los que murieron 14 de los candidatos.

En la localidad de Al Haswa, al sur de Bagdad, estalló un artefacto en un centro de votación y tres personas resultaron heridas, informó el canal iraquí Sumeria TV. En Al Musayib unos desconocidos lanzaron granadas a un local electoral y un civil resultó herido. El ataque perpetrado a un centro de votación en Baidyi, al norte de Bagdad, no causó daños personales. En general, la violencia fue sin embargo considerada moderada, teniendo en cuenta la situación del país.

El gobierno impuso una prohibición de circulación de coches para evitar atentados. En algunas provincias del sur, sin embargo, se suspendió la prohibición para posibilitar que los electores pudieran desplazarse para votar.

Tensiones entre chiítas y sunitas

En el hotel Rashid, que se encuentra dentro de la fuertemente vigilada Zona Verde de Bagdad, se instaló un centro electoral para políticos y dignatarios. Allí votó el primer ministro, Nuri Al Maliki. "En las urnas votamos contra el partido Baaz y Al Qaeda", afirmó el mandatario, en referencia a la formación que llevó al poder a Sadam Hussein, derrocado en 2003 por Estados Unidos.

Por su parte, políticos sunitas llamaron a votar contra Al Maliki. La tensión entre los partidos sunitas y el primer ministro chiita escaló el pasado año. Desde entonces se llevan a cabo regularmente manifestaciones contra el gobierno en Ninive y la provincia de Anbar.

er (dpa, reuters)

DW recomienda