Jodorkovski: “Rusia tomará la senda del desarrollo europeo” | El Mundo | DW | 15.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Jodorkovski: “Rusia tomará la senda del desarrollo europeo”

Mijaíl Jodorkovski, el hombre más rico de Rusia hasta que se enemistó con Vladimir Putin, sostiene que éste busca la reelección porque su entorno se lo exige. “Si fuera por él, el actual sería su último mandato”, dice.

Mijaíl Jodorkovski solía ser percibido como uno de los oligarcas más prominentes de Rusia y la fundación de la compañía petrolera Yukos, de la cual fue presidente, lo convirtió en el hombre más rico del país euroasiático. El empresario lo perdió casi todo al enemistarse con Vladimir Putin. Fue sentenciado por evasión fiscal y fraude en 2003, e indultado en 2013. Amnistía Internacional lo describió como un preso político, pero el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declaró en 2011 que la condena de Jodorkovski no era atribuible a motivos políticos. Desde el exilio apoya a determinados sectores de la oposición rusa. DW habló con él sobre las inminentes elecciones presidenciales en Rusia.

Deutsche Welle: Señor Jodorkovski, ¿qué recomendación les haría usted a los rusos que aún no han decidido por quién votar en los comicios del próximo domingo (18.3.2018)?

Deutschland Michail Chodorkowski in Berlin (picture-alliance/dpa/S. Kembowski)

Mijaíl Jodorkovski, adversario de Vladimir Putin en el exilio.

Mijaíl Jodorkovski:   Creo que todas aquellas personas dispuestas a articular un mensaje político este domingo deberían hacerlo. Eso es importante para la sociedad rusa y para cada individuo. Las formas de dirigirse al poder del Estado son muy diversas.

Por ejemplo, quienes ya hayan decidido por quién vota deben ir a votar: a pesar de que la del 18 de marzo no es realmente una elección y de que ir a las urnas no ayudará a ganar a ninguno de los rivales de Putin, votar por ellos puede proveerles un capital político adicional; sobre todo si se toma la precaución de fotografiar la boleta electoral marcada y publicarla en las redes sociales… Nadie sabe lo que hace la autoridad electoral con esas boletas. Eso les permitiría saber a los contendores de Putin que el uno o el otro ha recibido respaldos muy concretos.

Quienes no quieran votar por ninguno de los candidatos disponibles pueden salir a la calle a protestar, lo cual entraña riesgos para la integridad física, o participar en el proceso como observador electoral. Eso es muy importante porque les comunica claramente a los funcionarios del Estado que muchos rusos hemos dejado de creer en ellos y creemos que son unos criminales. Y quienes no quieran hacer ni lo uno ni lo otro tienen la opción de sentarse en el sofá a ver televisión o ir al local electoral correspondiente para anular la boleta de votación. Desde luego, la última opción es políticamente más efectiva.

Si el oficialismo ejerce un control férreo sobre los medios de comunicación y la opinión pública, ¿por qué se percibe tanto nerviosismo de cara a las elecciones?

Los funcionarios públicos temen ser agredidos, aunque no saben exactamente por qué. La gente teme ser agredida en la calle, aunque es poco probable que las manifestaciones sean multitudinarias. También hay ansiedad porque no se sabe qué va a pasar un día después de la elección. Putin va a recibir un nuevo mandato para gobernar por seis años, ¿qué pasará en ese tiempo? La única novedad que anunció fue el rearme de Rusia y sus pasos hacia la autodestrucción. Ese no es un mensaje optimista. Nadie sabe en qué dirección conducirá Putin a ese país.

¿Cuántas veces más puede Putin aspirar a la reelección?

Si fuera por él, el actual sería su último mandato. A él le gustaría retirarse, de eso no hay duda. Putin es una persona que, con cada año que pasa, se vuelve más y más dependiente de su entorno. Para el país sería interesante que él se fuera y para el propio Putin sería algo emocionalmente positivo poder darle paso a un sucesor. Pero para su entorno, cualquier sucesor traería consigo cambios incompatibles con sus intereses.

Cuando usted mira hacia Rusia, ¿qué le da esperanzas?

Para Rusia no hay ningún otro modelo de civilización aceptable aparte del modelo de desarrollo europeo. Cada país sigue su camino, pero el número de modelos de civilización es limitado. Hay tres: el europeo, el islámico y el confuciano. Los dos últimos no aplican para nosotros. Nosotros somos personas de la cultura europea. Yo estoy convencido de que Rusia tomará la senda del desarrollo europeo, como lo ha hecho en los últimos quinientos años, a veces con retardo y otras veces a toda prisa. Eso me da optimismo.

Vladimir Esipov (ERC/ELM)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad