Japón relajará restricciones a la exportación de armas | El Mundo | DW | 26.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Japón relajará restricciones a la exportación de armas

Japón relajará las limitaciones a la exportación de armas, despidiéndose de una prohibición vigente durante décadas, con el objetivo de mejorar la seguridad del país y las relaciones con Estados Unidos.

Así lo señala un borrador del gobierno conservador de Shinzo Abe que publica ese miércoles (26.2.2014) la agencia Kyodo. Al mismo tiempo, el gobernante conservador de derechas quiere dar a Japón el derecho a la autodefensa colectiva, lo que supondría que Tokio podría luchar en conflictos a favor de sus aliados -es decir, Estados Unidos-, incluso en el caso de no ser atacado directamente.

Con estas medidas Japón avanzaría en el objetivo de Abe de distanciarse del orden de la posguerra, modificando la Constitución pacifista y reforzando el Ejército.

En 1967 Japón se comprometió a no exportar armas a países bajo embargo armamentístico de la ONU, países implicados en conflictos internacionales y países comunistas, los tres principios recogidos en la constitución pacifista de la posguerra. En la nueva normativa que se espera sea aprobada en marzo se eliminarían los últimos dos preceptos. Así, Japón tendría vía libre para participar en proyectos armamentísticos internacionales como el bombardero furtivo estadounidense F-35, que utiliza componentes japoneses.

Sistemas de radares

También le permitiría suministrar sistemas de armas como radares de infrarrojos o barcos a países como Filipinas o Indonesia para poder asegurar así sus rutas marítimas para el transporte de petróleo y otras materias primas contra la piratería.

Japón podría también permitir el suministro a organizaciones internacionales como la ONU. Sólo estaría prohibido si está en peligro la "paz mundial" o las exportaciones a países bajo embargo armamentístico de la ONU.

Las tensiones recientes China hicieron que Japón cambiara el papel de "autodefensa" de sus Fuerzas Armadas por un papel "proactivo" de las mismas y pretende erigirse junto a su aliado estadounidense como un contrapeso a China en la región.

CP (dpa, rtr)

Publicidad