Japón duplica estimación de potencia del test nuclear norcoreano | El Mundo | DW | 06.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Japón duplica estimación de potencia del test nuclear norcoreano

Para llegar a esta conclusión se analizaron imágenes satelitales y la potencia de los sismos artificiales producidos por el estallido.

El Gobierno japonés aumentó a 160 kilotones su estimación respecto a la potencia del último ensayo nuclear de Corea del Norte realizado el pasado domingo (03.09.2017), lo que supone más del doble de su valoración inicial y la cifra más elevada barajada a nivel internacional.

Japón revisó su estimación inicial de la fuerza de la detonación, la que había situado en unos 70 kilotones. Sin embargo, y de acuerdo con la actualización de los análisis sobre la magnitud de la actividad sísmica observada durante la detonación, los valores cambiaron.

Más información:

Pyongyang asegura que continuará su desarrollo nuclear

Putin alerta de una "catástrofe global" por Corea del Norte

EE.UU.: Kim Jong-un “está pidiendo una guerra”

"La Organización del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares ha determinado que esta prueba generó un seísmo de 6,1 grados de magnitud. A partir de esto se puede calcular que la potencia del ensayo nuclear fue de unos 160 kilotones", explicó el ministro de Defensa, Itsunori Onodera. Esta potencia sería más de diez veces superior a la de la bomba atómica estadounidense "Little Boy" que destruyó la ciudad japonesa de Hiroshima en agosto de 1945.

Onodera hizo estas declaraciones tras mantener una conversación telefónica con el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, con quien coincidió en que el último test norcoreano "fue mucho mayor que los anteriores ensayos nucleares y representa una amenaza nueva, más grave y apremiante".

La estimación barajada por el Gobierno japonés es más de tres veces superior a la estimada por el surcoreano, 50 kilotones, y también es mayor a los cálculos del centro sismológico noruego Norsar, que la estimó en 120 kilotones, hasta ahora la que había considerado la potencia más elevada.

Pese a la divergencia en las mediciones, los expertos coinciden en que Corea del Norte ha mejorado sensiblemente sus capacidades nucleares al lograr al menos quintuplicar en su sexta prueba la potencia de su anterior ensayo, detonado el 9 de septiembre de 2016.

Aún son necesarias más mediciones, además de recoger posibles muestras de materiales radiactivos emanados del lugar de las pruebas, para determinar si Pyongyang ha logrado como declaró desarrollar una bomba H (de hidrógeno).Tampoco está claro si el país asiático es capaz de equipar a uno de sus misiles intercontinentales con uno de estos artefactos de tamaño reducido, como aseguró.

MN (efe, afp)

DW recomienda

Publicidad