Italia: Renzi anuncia su dimisión | Europa | DW | 04.12.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Italia: Renzi anuncia su dimisión

Encuestas a boca de urna apuntan a que la mayoría de los votantes italianos rechazó las reformas constitucionales propuestas por el primer ministro Matteo Renzi y sometidas a consulta popular este domingo (4.12.2016).

Las reformas constitucionales propuestas por el primer ministro italiano Matteo Renzi y sometidas a referendo este domingo (4.12.2016) fueron rechazadas por la mayoría de sus compatriotas. Las encuestas a boca de urna realizadas por la consultora EMG Acqua y reproducidos por la cadena La7 revelan que el "no" cosecha entre un 55 y 59 por ciento de los votos. La televisora estatal RAI pronostica entre un 54 y un 58 por ciento a favor del "no", con base en datos del instituto de mercadeo Piepoli/IPR.

Las primeras palabras de Renzi: “Aún así, gracias a todos”. Ese fue el mensaje que emitió vía Twitter pasada la medianoche. Poco después, Renzi articuló un discurso en el Palazzo Chigi de Roma, sede de la Presidencia del Consejo de Ministros, donde reconoció el triunfo del “no” y anunció que este mismo lunes (5.12.2016) presentaría ante el presidente de la República, Sergio Mattarella, su renuncia a la jefatura del Gobierno, tal como prometió hacerlo días antes si su iniciativa de reforma era rechazada.

“Esta reforma es la que hemos sometido al voto. No hemos resultado convincentes. Lo siento, pero nos vamos. Como era claro desde el principio, mi experiencia de Gobierno finaliza aquí”, señaló Renzi, admitiendo tener un nudo en la garganta. “Quería recortar escaños, pero no lo he logrado. La silla que cae es la mía”, agregó. Durante su alocución, Renzi estuvo acompañado por su esposa, Agnese Lantini, a quien agradeció su “paciencia” a lo largo de los mil días que acaba de cumplir al frente del Ejecutivo.

Este escenario atiza el temor a que Italia vuelva a entrar en un caos político como el que precedió al ascenso de Renzi y a que la inestabilidad política repercuta negativamente sobre la economía del país. El líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, y el diputado de Forza Italia Renato Brunetta fueron algunos de los políticos que instaron a Renzi a dimitir tan pronto conocieron los sondeos que apuntaban a su derrota. “Si (las encuestas) se confirman, será una gran victoria para el pueblo. Renzi debería renunciar en minutos”, había dicho Salvini.

Poco después de las declaraciones de Renzi, el líder del Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Beppe Grillo, exigió que los italianos fueran convocados a las urnas de inmediato para designar a un nuevo Gobierno. “Se debe votar lo antes posible. Los partidos harán de todo para alargar y llegar a septiembre de 2017 con miras a recibir ‘la pensión de oro’. No se los permitiremos”, dijo Grillo en su blog, en un artículo titulado “¡Viva!”, aludiendo a los beneficios que reciben los parlamentarios cuando pasan un periodo determinado en sus curules.

Renzi proponía concentrar más poder en manos del Gobierno para ampliar su margen de maniobra. Críticos de la reforma la calificaron como antidemocrática. Sus partidarios alegaban que permitiría estabilizar al país sureuropeo. Al referendo estaban convocados alrededor de 51 millones de electores. Según el Ministerio del Interior, la participación electoral fue de un 68,99 por ciento.

ERC ( dpa / EFE / Reuters )

DW recomienda