Italia dio nacionalidad a bebé terminal que Reino Unido quiere desconectar | El Mundo | DW | 23.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Italia dio nacionalidad a bebé terminal que Reino Unido quiere desconectar

Italia otorgó la nacionalidad al bebé británico Alfie Evans, con una enfermedad cerebral degenerativa sin cura, y a quien la justicia de su país pretende desconectar del soporte artificial que le mantiene vivo.

El Gobierno italiano espera así que "ser ciudadano italiano permita al niño la transferencia inmediata a Italia", según recoge un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El Tribunal Supremo del Reino Unido denegó a los padres de Evans, de 23 meses de edad y tratado actualmente en el hospital Halder Hey de Liverpool (Inglaterra), el derecho a apelar la decisión judicial que estipulaba poner fin al tratamiento que recibe el bebé y acabar así con su vida.

Pese a que los magistrados británicos reconocieron que se trata de un caso "desesperadamente triste" subrayaron asimismo en su escrito judicial que "no hay esperanza" de que Evans "vaya a mejorar nunca". También el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (Francia) rechazó revisar el caso el pasado viernes.

Tratamiento  gestionado por el Vaticano

Los padres del niño, Tom Evans, de 21 años, y Kate James, de 20, han expresado en reiteradas ocasiones su deseo de trasladarle a Roma a su hijo con el objetivo de que siga recibiendo tratamiento en el hospital Bambino Gesù, gestionado por el Vaticano y dispuesto a acogerlo.

Este lunes 23 de abril se desplazó al hospital la presidenta de ese hospital pediátrico, Mariella Enoc, para tratar de hablar con las autoridades del centro, algo que finalmente no ha sido posible, según informa la Santa Sede.

El papa Francisco se reunió en privado el pasado miércoles con el padre del niño, Thomas Evans, y abogó posteriormente en la audiencia general por la protección de la vida del bebé.

Ya lo había hecho también el pasado 4 de abril a través de su cuenta de la red social Twitter con un mensaje en el que manifestó su deseo "de todo corazón que se haga todo lo necesario para seguir acompañando compasivamente al pequeño Alfie Evans y que el profundo sufrimiento de sus padres sea escuchado".

La cuestión de Evans fue igualmente tratada en la reunión que mantuvieron el lunes pasado el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional italiano, Angelino Alfano, y su homólogo británico, Boris Johnson, en Luxemburgo.

Alfano transmitió entonces a Johnson el respeto de Italia por "las decisiones tomadas en el marco de la jurisdicción nacional británica" así como su consideración por el sistema nacional de salud del país. Si bien, le recordó también el citado deseo de sus padres de que el niño continué el tratamiento en Roma.

JOV (efe, IlFattoQuotidiano)

DW recomienda