Israel demuele viviendas ″ilegales″ palestinas bajo jurisdicción de la ANP | El Mundo | DW | 22.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Israel demuele viviendas "ilegales" palestinas bajo jurisdicción de la ANP

Defensores de derechos humanos alertan de que la demolición ocurre en un área donde la ANP tiene jurisdicción exclusiva, según los Acuerdos de Paz de Oslo (1993), y las fuerzas israelíes tienen prohibido entrar.

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (Ocha), esta decisión afecta a diez edificios, cuya mayoría todavía están en construcción. (Reuters/A. Awad)

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (Ocha), esta decisión afecta a diez edificios, cuya mayoría todavía están en construcción.

Fuerzas del Ejército y la Policía israelí derribaron decenas de viviendas palestinas en Wadi Humus, cerca de Jerusalén. Las autoridades israelíes  justifican las demoliciiones con la sentencia de un tribunal israelí, que consideró peligrosas las viviendas, por estar cerca de la valla de separación levantada por Israel.

Sobre las 4.00 hora local (1.00 GMT), las fuerzas de seguridad israelíes cerraron todos los accesos, entregaron las órdenes de desalojo a las familias y sacaron a los ocupantes, tras lo cual se produjeron algunos enfrentamientos, dijeron testigos presenciales.

"Quiero morir aquí", gritaba un hombre cuyo domicilio estaba siendo demolido.

Los agentes no permitieron acercarse a periodistas acreditados y algunos vecinos aseguraron que el motivo del cierre de los accesos es que parte de los derribos se hará con explosivos.

"Construidos ilegalmente sin los permisos requeridos”

"Hoy se demolieron doce edificios y dos bases de cimentación de edificios. Estos fueron construidos ilegalmente sin los permisos requeridos y en una zona que cae bajo una norma del Comando Central del Ejército que prohíbe la construcción, a las afueras de Sur Baher y muy próxima a la valla de seguridad", dijo el COGAT, el organismo militar israelí que gestiona la ocupación.

Jader Hamdam: Tienen permiso de la Autoridad Nacional Palestina y ahora también les exige permiso Israel. Esto va en contra de los Acuerdos de Oslo.

Jader Hamdam: "Tienen permiso de la Autoridad Nacional Palestina y ahora también les exige permiso Israel. Esto va en contra de los Acuerdos de Oslo".

Los edificios "fueron derribados de acuerdo con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del 17 de mayo de 2019, sobre dos peticiones que trataron de impedirlo", añadió el COGAT, antes de agregar que la corte "decidió que los edificios podían ser derribados, puesto que constituyen un daño de seguridad cerca de la verja de seguridad", que Israel construye en la mayor parte de su recorrido en territorio cisjordano.

Área de control y jurisdicción exclusiva de la ANP

Según organizaciones defensoras de los derechos humanos, esta demolición es especialmente grave, puesto que tiene lugar en el Área A de Cisjordania, donde la ANP tiene control y jurisdicción exclusiva según los Acuerdos de Paz de Oslo (1993) y las fuerzas israelíes tienen prohibido entrar.

"Tienen permiso de la Autoridad Nacional Palestina y ahora también les exige permiso Israel. Esto va en contra de los Acuerdos de Oslo", declaró Jader Hamdam, alcalde de la vecina villa palestina de Jad, cercana a Belén.

La Justicia israelí aprobó la demolición de un total de 18 edificios, unos terminados y otros en construcción, con una veintena de casas ocupadas y que se levantaron contando con los permisos pertinentes de la ANP.

El 18 de junio las autoridades dieron un plazo de 30 días para evacuar y confirmaron que llevarían a cabo la demolición.

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (Ocha), esta decisión afecta a diez edificios, cuya mayoría todavía están en construcción. Unas 350 personas se verán afectadas, según la Ocha.

Wadi Humus (valle del garbanzo) es un barrio colindante con el de Sur Baher, en Jerusalén Este, pero está situado en el Área A de Cisjordania y cercado con la valla de separación. Según una orden militar de hace siete años, no se puede construir a una distancia de menos de 250 metros de la barrera.

Casas demolidas, en las afueras de Jerusalén. (Reuters/M. Qawasma)

Casas demolidas, en las afueras de Jerusalén.

Unos veinte diplomáticos, representantes de 20 países mayoritariamente europeos, acudieron el 16 de julio a este barrio de la región de Jerusalén, donde varios responsables palestinos les llamaron para impedir la demolición.

"Cuando la casa quede destruida estaremos en la calle", dijo entonces Ismail Abadiyeh, de 42 años, que vive en uno de los edificios amenazados con sus cuatro hijos.

Las autoridades israelíes destruyen con frecuencia lo que consideran construcciones ilegales de casas palestinas en Jerusalén-Este y en la Cisjordania ocupada.

rml (afp, efe)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

DW recomienda