Irma deja un rastro de devastación a su paso | América Latina | DW | 21.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Irma deja un rastro de devastación a su paso

DW hace un balance de la destrucción causada por el huracán dos semanas después de su paso por el Caribe.

El rastro del huracán Irma, que tocó tierra en las islas del Caribe el miércoles 6 de septiembre y ha dejado decenas de muertos en su recorrido a través del Atlántico, es un rastro de destrucción que aún no se sabe en cuánto tiempo podrá repararse. Las cifras de las personas fallecidas aún fluctúan, siendo la más alta la de 82 muertos que recoge la agencia Reuters.

La violencia de este ciclón, inédita, se cebó con las islas de Barbuda y San Martín (en las Antillas menores), barriendo también Puerto Rico, Haití y República Dominicana. Barbuda quedó prácticamente "inhabitable”, en palabras de su primer ministro, pues cerca del 90% de sus construcciones fueron arrasadas. Los vientos, que llegaron a alcanzar los 295 kilómetros por hora, destruyeron los edificios gubernamentales de la isla de San Martín, así como el famoso aeropuerto internacional de la isla caribeña, el Princess Juliana.

En Cuba, miles de viviendas han sufrido daños por el huracán, que se cobró diez vidas en el país, la mayoría de personas que quedaron atrapadas entre los escombros de los edificios derrumbados. Las olas provocadas por su paso llegaron a alcanzar los 11 metros de altura en La Habana y barrieron el litoral norte. Los destrozos materiales todavía no se han podido cuantificar con precisión. Según el diario español El Confidencial, al contrario que en otras islas que comparten el mismo mar, la situación no ha llegado a derivar en saqueos ni protestas.

Estas "graves afectaciones”, en palabras del Consejo de Estado Cubano, han motivado la postergación de las elecciones municipals que iban acelebrarse en octubre y cuya primera ronda tendrá finalmente lugar el 26 de noviembre. El órgano ha apelado a la necesidad de que instituciones y población "concentren su esfuerzo en la recuperación de los daños”.

Florida, que se preparó para el embiste de Irma con la evacuación de seis millones de personas, fue el territorio estadounidense más duramente afectado, con total de 58 víctimas mortales en el estado, de acuerdo con la agencia de noticias AFP. Hasta ocho ancianos murieron debido a los cortes de luz y el consecuente aumento de temperature en un asilo en Hollywood.

Tras el paso del huracán no llegó sin embargo la tranquilidad a sus habitantes. En total 4,4 millones de personas han pasado días sin electricidad, un factor de riesgo teniendo en cuenta las altas temperaturas de la región. El número de personas sin electricidad, que se ha ido reduciendo con el paso de los días, se cifró en cientos de miles en Georgia, decenas de miles en Carolina del Norte y del Sur y en 7.000 en Alabama.

Entre huracanes y temblores: estamos con ustedes

Irma y su devastadora estela

Florida lucha para salir de la devastación que produjo Irma

DW recomienda