Irak: se busca tregua en disputa por Kirkuk | El Mundo | DW | 15.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irak: se busca tregua en disputa por Kirkuk

Este domingo (15.10.2017), los presidentes de Irak y del Gobierno regional del Kurdistán iraquí dialogaron para poner fin a los enfrentamientos armados en el marco de la pugna por el control de Kirkuk y su petróleo.

Militäreinsatz in Kirkuk (picture-alliance/abaca)

Un policía iraqußi monta guardia al sur de Kirkuk.

En Irak, las fuerzas armadas kurdas y los combatientes de Multitud Popular –las milicias progubernamentales chiíes–firmaron un acuerdo este domingo (15.10.2017) para atenuar las tensiones en la localidad de Tuz Jormato, ubicada al sur de la disputada ciudad de Kirkuk. Un responsable del partido Unión Patriótica del Kurdistán (UPK), Humrin Karim Mala Shakur, le aseguró a la agencia de noticias española EFE que las dos partes habían sellado un pacto cuya validez dependerá de las futuras negociaciones entre Bagdad y Erbil.

Otras fuentes, como la agencia AFP, sostienen que el presidente de Irak, Fuad Masum, y el jefe del Gobierno regional del Kurdistán iraquí, Nechervan Barzani, conversaron para disipar las fricciones este 15 de octubre, después de la prolongación por 24 horas del ultimátum articulado en Bagdad para que las fuerzas kurdas –los peshmergas– abandonaran sus posiciones cerca de Kirkuk. Hasta ahora, los peshmergas, aliados claves de Estados Unidos en la lucha contra la organización terrorista Estado Islámico, se han negado a retirarse.

De momento, la calma prevalece tanto en Tuz Jormato como en Kirkuk, donde las tiendas volvieron a abrir después de la violencia que se registró en los pasados días. El viernes pasado (13.10.2017), integrantes de Multitud Popular se enfrentaron con los peshmergas al sur de Kirkuk debido a un ataque del cual las partes se culpan mutuamente. Aunque administrativamente pertenece a Bagdad, parte de la provincia de Kirkuk está ocupada por tropas kurdas desde 2014, cuando éstas expulsaron Estado Islámico de sus confines.

El primer ministro del Gobierno regional de Kurdistán, Nechervan Barzani, llamó a la comunidad internacional a prevenir una "una guerra entre Erbil y Bagdad”, enfatizando que ese conflicto propiciaría el fortalecimiento de Estados Islámico en la región. Las fricciones se acentuaron el 25 de septiembre de 2017. Fue entonces cuando la región autónoma del norte de Irak celebró el referendo en el que un 92 por ciento votó a favor de su independencia. Después del plebiscito, Bagdad impuso una prohibición de vuelos sobre la zona.

El Gobierno iraquí también instó a los países vecinos a cortar sus relaciones económicas con el Kurdistán. Además, Al Abadi se negó una y otra vez a dialogar con Erbil hasta que no se anularan los resultados de la consulta popular.

ERC ( EFE / AFP )

DW recomienda

Publicidad