Irak: cristianos de Mosul celebran primera Navidad desde 2014 | El Mundo | DW | 25.12.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Irak: cristianos de Mosul celebran primera Navidad desde 2014

Se congregaron en la iglesia de San Pablo, en la parte este de Mosul, para celebrar la primera Navidad desde 2014, cuando la milicia terrorista Estado Islámico (EI) conquistó la segunda ciudad más grande del país.

Cientos de cristianos acudieron a la misa de Navidad en Mosul, seis meses después de que la milicia terrorista Estado Islámico (EI) fuese expulsado de esta ciudad, que durante tres años fue su principal bastión en el norte de Irak.

Los creyentes se congregaron en la iglesia de San Pablo, en la parte este de Mosul, para celebrar la primera Navidad desde 2014, cuando el EI había conquistó la segunda ciudad más grande de Irak. Las medidas de seguridad se había reforzado ante el temor de eventuales ataques por parte de células durmientes de la milicia yihadista.

El patriarca de la Iglesia católica caldea, Louis Sako, llamó a los cristianos que huyeron a regresar a Mosul ahora que la ciudad ha sido liberada. La milicia terrorista sunita cometío numerosos abusos contra las minorías cristiana y yazidi de Irak.

Años de guerra

Según investigaciones, más de 23.000 uniformados de las fuerzas de seguridad iraquíes murieron durante la ofensiva para expulsar a EI de Mosul.

El presidente del comité de investigación sobre la caída de Mosul, Hakem al Zamely, informó que los heridos son el triple, además de "la pérdida de más de 3.000 millones de dólares (2.531 millones de euros) toneladas de armas y munición, y numerosos vehículos que pueden armar a Ejércitos de países".

Al Zamely, cuyo comité investiga las causas de la caída de la ciudad de Mosul (norte) en manos de los yihadistas en 2014, agregó que los civiles también perdieron "miles de millones de dólares".

La enconada batalla para recuperar el control de la ciudad de Mosul, principal bastión del EI en Irak, dio comienzo en octubre de 2016 y concluyó en julio de este año.

Además de las pérdidas humanas, la urbe sufrió una gran destrucción por los combates entre las tropas y los extremistas, así como por los bombardeos de la coalición internacional liderada por EE. UU.

DG (efe, dpa)

DW recomienda