Irak: 100 muertos y 5.500 heridos en las protestas para exigir la “caída del gobierno” | El Mundo | DW | 30.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Irak: 100 muertos y 5.500 heridos en las protestas para exigir la “caída del gobierno”

La suerte del primer ministro iraquí, Adel Abdel Mahdi, estaba este 30 de octubre en manos del Parlamento, que negocia su dimisión, mientras manifestantes reclaman la "caída del régimen" tras 10 días de protestas.

Manifestación en una plaza central de Bagdad, Irak

Manifestación en una plaza central de Bagdad, Irak

Las cifras fueron divulgadas en un comunicado por Ali al Bayati, director de la Comisión de Derechos Humanos de Irak, quien precisó que la mayoría de las víctimas se produjeron en choques entre los manifestantes y guardias de seguridad de sedes de partidos políticos, además de a causa del uso "excesivo" de gases lacrimógenos, porras y piedras.

Concentrados en la plaza Tahrir de Bagdad y en varias ciudades del sur, los manifestantes han desafiado el toque de queda en las últimas dos noches, y vigilan las maniobras políticas, advirtiendo que sólo aceptarán la salida del gobierno. En la noche, el jefe de los paramilitares de Hachd al Shaabi en el Parlamento, Hadi al Ameri, que hasta entonces había apoyado a Abdel Mahdi, dijo aceptar "trabajar" con el influyente líder chiíta Moqtada Sadr, quien reclama desde inicios de octubre la dimisión del gobierno, que había ayudado a formar hace un año.

El miércoles 30 de octubre, Sadr instó a Al Ameri a actuar, so pena de "transformar Irak en Siria o en Yemen", donde las protestas contra el gobierno desencadenaron una guerra civil. Al menos 100 personas murieron y unas 5.500 resultaron heridas en la última semana de disturbios y violencia en Irak, indicó el miércoles la gubernamental Comisión de Derechos Humanos.

Ello elevaría el saldo total, desde que arrancaron las manifestaciones el 1 de octubre, a 257 muertos y más de 10.000 heridos, en su inmensa mayoría civiles, según la Comisión. La situación de Abdel Mahdi, un independiente sin base partidista ni popular de 78 años, debe ser decidida en el parlamento, en sesión abierta hasta nueva orden.

El Parlamento cita al primer ministro iraquí, Adel Abdel Mahdi

Adel Abdel Mahdi, primer ministro de Irak

Adel Abdel Mahdi, primer ministro de Irak

El Parlamento lo llamó el martes a comparecer "inmediatamente" para lo que podría convertirse en sesión de preguntas y luego en voto de desconfianza, según varios diputados. Abdel Mahdi no ha reaccionado hasta ahora a este llamado. El presidente Barham Saleh mantuvo conversaciones con el jefe del Parlamento, Mohammed al-Halbussi y Ameri, según una fuente oficial a la AFP.

"¡Normalmente, el que tiene el poder es el pueblo! ¡Él es el que los ha llevado a todos al poder!", afirma Athir Malek, quien llegó de Diwaniya, 200 km al sur de Bagdad, para sumarse a la multitud en la plaza Tahrir. "Van a reemplazar a Abdel Mahdi para llevar a alguien de otro partido que será parecido", dice temer este iraquí de 39 años. "Queremos recuperar el país que nos han robado", agregó otro manifestante, Husein Nuri, de 55 años.

"Debido a ellos faltan escuelas y hospitales, por eso es necesario que renuncien todos y que se forme un gobierno de salvación  nacional", dice Alaa Khdeir, de 63 años. Desde el inicio del movimiento el 1 de octubre, los manifestantes iraquíes no han dejado de repetir que rechazaban toda recuperación política. Para ellos, la caída del gobierno no es suficiente. Es necesario renovar la totalidad de la clase política que llegó al poder tras la caída del dictador Sadam Husein en 2003 y que no ha cambiado desde entonces.

Dicen querer acabar con el complicado sistema de repartición de puestos por confesión o etnia carcomido por el clientelismo, y aseguran que es necesaria una nueva Constitución.

jov (efe, afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda