Investigan a Turkish Airlines por precios de vuelos a China de más 30 mil dólares | El Mundo | DW | 28.12.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Investigan a Turkish Airlines por precios de vuelos a China de más 30 mil dólares

Debido a que China mantiene fuerte restricción de vuelos internacionales, los tiquetes aéreos se han encarecido. Las autoridades chinas acusan a Turkish Airlines de cobran más de 30 mil dólares por billete.

Según el portal de noticias económicas Yicai, la Administración de Aviación Civil de China (CAAC) tratará de determinar ahora si Turkish Airlines infringió las leyes chinas y los acuerdos bilaterales con Turquía, ya que uno de estos tratados establece que los precios de los billetes entre ambos países deben ser pactados entre Pekín y Ankara.

Las informaciones también apuntan a un precio de más de 250.000 yuanes (39.200 dólares, 34.600 euros) para los billetes de primera clase en esa ruta. Yicai subraya que antes de la pandemia Turkish Airlines cobraba unos 13.000 yuanes (2.000 dólares, 1.800 euros) por trayectos entre Londres y Shanghái.

China mantiene restricción de entradas en vuelos internacionales

China selló de manera casi total sus fronteras en marzo de 2020 ante la mejora de los datos locales de contagios de covid-19 y la propagación internacional de la pandemia, y desde entonces ha reducido notablemente el número de permisos para la llegada al país de vuelos internacionales.

La CAAC anunció en octubre que, hasta marzo de 2022, solo permitiría la llegada de 408 vuelos procedentes del extranjero cada semana, lo que supone un descenso de más de un 36 % frente a las cifras de la campaña estival.

Por el momento, según los datos oficiales, China solo autoriza en torno a un 2,2 % del total de los vuelos internacionales que operaban hacia o desde el país antes de la pandemia. Esto se ha traducido también en importantes aumentos de los precios de los billetes, lo que, sumado a una cuarentena obligatoria de unas tres semanas -en algunas ciudades, incluso de ocho-, ha supuesto grandes dificultades para la llegada de personas desde el extranjero.

jov (efe, yicai global)

DW recomienda