Interpol no registra a “María” entre lista de niños extraviados | Europa | DW | 22.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Interpol no registra a “María” entre lista de niños extraviados

Sigue el misterio de la menor hallada en Grecia. Su caso, además, destapó el ineficiente servicio del Registro Civil de Atenas.

En los registros de Interpol hay 606 personas que figuran como “extraviadas”, de las cuales 61 tienen aproximadamente la edad de María, el “ángel rubio” hallado en Grecia viviendo con dos gitanos que decían ser sus padres y que, finalmente, se demostró que no lo eran. Pero la central policial ubicada en Lyon dijo este martes (22.10.2013) que ninguna de esas personas se corresponde con el ADN de María.

La pareja con la que vivía, formada por Christos Salis y Eleftheria Dimopoulou, se encuentra detenida, acusada de secuestro, y María está ahora al cuidado de la organización de protección de menores Sonrisa del Niño. Las autoridades griegas han publicado fotos de la menor, así como de los presuntos raptores, con el objetivo de dar con los verdaderos progenitores de la chica. Sin suerte, hasta ahora.

El caso ha abierto un sinfín de dudas. La policía sospecha de una red de tráfico de menores e incluso de tráfico de órganos. Pero es difícil comprobar esto, especialmente si nadie reclama la paternidad de María, que de acuerdo a nuevas pruebas médicas tendría entre cinco y seis años, y no cuatro como se informó inicialmente.

Caso similar en Irlanda

La pareja formada por Salis y Domopolou también dijo a la policía que María terminó en sus manos luego de que la madre de la niña, una búlgara, se las confiara, pues ella no podía cuidarla. Las autoridades no descartan una relación con Bulgaria, según medios griegos, pues se cree que la pequeña pudo caer en las manos de la pareja cuando se destapó una red criminal que llevó a cabo adopciones ilegales entre 2008 y 2010.

El hallazgo de la niña puso en evidencia también graves irregularidades en el Registro Civil de Atenas, donde María fue registrada por primera vez este año con papeles falsos. La policía sospecha que la pareja falsificaba documentos para inscribir a niños y así obtener beneficios sociales destinados a padres con hijos, como en efecto ha reconocido la abogada de los gitanos. La policía cree, además, que María quizás no fue raptada, sino vendida por una mafia búlgara, lo que dificultaría el hallazgo de sus padres.

Mientras, en Irlanda se ha informado de un caso muy similar. La policía llegó a una casa en el barrio de Tallaght, en Dublín, para conversar con los padres, cuando descubrieron a una niña de siete años, rubia y de ojos azules, junto a “varios menores” en el domicilio. La muchacha no se parece en nada a sus presuntos padres, también gitanos, y quienes presentaron documentación dudosa para justificar la presencia de la chica en el lugar. La policía retiró a la menor, que ahora está bajo cuidado del Servicio de Salud irlandés.

DZC (Reuters, dpa, EFE)

Publicidad