Inmigrantes en Alemania: discriminados, pero muy solicitados | Alemania | DW | 12.02.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Inmigrantes en Alemania: discriminados, pero muy solicitados

Se necesitan inmigrantes, desesperadamente. Las oportunidades laborales para los nuevos habitantes de Alemania están mejorando. Pero los prejuicios persisten.

"Somos Hamburgo, ¿Tú también?" Con este lema, Hamburgo se dirige a los inmigrantes que quieran hacer una carrera como funcionarios en la administración. La ciudad con el principal puerto de Alemania busca policías, maestros, médicos, pastores musulmanes, bomberos, funcionarios fiscales y guardias de prisiones, y quiere aumentar el número de trabajadores de origen extranjero.

En toda Alemania, los "nuevos” alemanes se han convertido en el objetivo de empresas y servicios públicos que requieren personal. El lema "la diversidad educa" de la "Red de docentes con trasfondo migratorio", de Berlín, parece haberse establecido a nivel nacional.

Los inmigrantes ya estudian más que bachillerato

A ello ha contribuido el aumento del nivel de educación de los inmigrantes en Alemania. Mientras en 2011, una cuarta parte de los inmigrantes adolescentes de 18 a 25 años había obtenido el título de bachiller, en 2015, la proporción era del 33%. En el caso de adolescentes sin un historial de migración, según el monitoreo de integración de los Länder, el número de graduados de escuela secundaria aumentó del 32 a 39% durante el mismo período.

Los migrantes también se han puesto al día en la formación profesional. En 2015, el 38% de los inmigrantes de hasta 35 años de edad que solicitaban un empleo había completado un estudio y el 16% tenía un título universitario. Sin embargo, la proporción de migrantes sin calificación ha permanecido a un alto nivel de alrededor del 30% durante mucho tiempo.

"Queremos salir adelante"

"Solo tenemos que pensar en nuestros padres", dice Cemile Ürük, profesora de inglés y educación social en el Centro de Formación Profesional de Emschertal, en Herne. "Ellos vinieron a Alemania, para que nosotros lográramos algo". Cemile Ürük pertenece a la red de maestros con trasfondo migratorio y quiere ser un modelo a seguir, no solo para sus estudiantes, sino también para otros turcos alemanes. La red fue fundada en 2007 por el Ministerio de Educación en Renania del Norte-Westfalia (NRW) para promover la "diversidad" en las aulas.

Entre tanto, todos los estados federales tienen programas de financiamiento similares. Algo muy necesario, porque hay aún mucho trecho entre el deseo y la realidad: según dicha red, el 26% de todos los estudiantes en el estado federal más poblado de Alemania proviene de familias de inmigrantes, mientras la proporción de maestros de la misma procedencia es de solo el 5%.

"El estado cuenta con nosotros"

El panorama en el servicio público es más alentador. Según una encuesta realizada por el Instituto Federal para la Investigación de la Población (BIB) y la Oficina Federal de Estadísticas entre 24 instituciones y ministerios federales, la proporción de empleados con "trasfondo migratorio" fue del 15% en 2015.

"La apertura de las instituciones es extremadamente importante", dice el investigador de integración Aladin El-Mafaalani en una entrevista con el semanario Der Spiegel. "Los migrantes vemos que el Estado cuenta con nosotros. Pero también es importante para todos los demás. Un profesor de familia de migrantes, no solo cambia a los alumnos, sino que los alumnos cambian al profesor”

El-Mafaalani tiene que saberlo. Este sociólogo nació en Alemania siendo hijo de inmigrantes sirios. Actualmente, trabaja como jefe de departamento en el Ministerio para la Niñez, la Familia, los Refugiados y la Integración de NRW, en Düsseldorf. Su libro sobre la integración exitosa en Alemania ("Das Integrationsparadox") ha sido un éxito de ventas.

Según el estudio "Las jerarquías étnicas en la selección de candidatos: un experimento de campo sobre las causas de la discriminación en el mercado laboral" de mayo de 2018, los solicitantes con trasfondo migratorio siguen siendo "significativamente discriminados", a pesar de la escasez de trabajadores calificados.

La educación sola no decide

El resultado es devastador: "Si bien los solicitantes con nombre alemán reciben comentarios positivos en el 60% de todos los casos, solo el 51% de los solicitantes con antecedentes de migración son bien vistos.

La autora del estudio Ruta Yemane, del Centro de Investigación de Ciencias Sociales de Berlín (WZB), tiene una explicación para esto: "La diversidad no llega a todas partes y la educación por sí sola no resuelve todos los problemas", dice a DW. "Los prejuicios y las preferencias culturales tienen más impacto en la discriminación que las diferencias en los niveles educativos".

(jov/er)

DW recomienda