Inmigración: “Hablar de engaño es insidioso” | Alemania Hoy | DW | 09.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania Hoy

Inmigración: “Hablar de engaño es insidioso”

El Gobierno alemán quiere analizar si la inmigración dentro de la UE debe ser objeto de nuevas regulaciones. El experto Michael Löher advierte de exageraciones y conceptos equivocados.

default

Pasajeros ponen su equipaje en la bodega de un autobús que partirá hacia Europa Occidental, en Sofía, Bulgaria, 02.01.2014.

DW: Sr. Löher, el Gobierno creó una comisión para estudiar posibles abusos en relación con las prestaciones sociales por parte de inmigrantes provenientes de otros países de la UE. La conservadora Unión Cristiano-Social (CSU) desató el debate con el eslogan “quien engaña, vuela”. ¿Sufre realmente Alemania por engaños o abusos de ese tipo?

Michael Löher: No conozco casos relevantes de engaño o abuso. Puede ser que haya casos individuales de abuso. Pero eso nada tiene que ver con el origen de las personas. En el caso de inmigrantes de Europa Oriental no se puede hablar de engaño. Se trata de personas que hacen uso de la libertad de circulación para venir a Alemania. De ello se derivan derechos, sobre los que se debe decidir caso por caso. Eso nada tiene que ver con engaño. El término polariza y es insidioso.

La libertad de circulación rige desde el 1.1.2014 también para rumanos y búlgaros. ¿Puede agravarse la situación por eso, como advierten algunos?

Seguramente se registrará un aumento de la inmigración. En relación con el número de habitantes de Alemania, no puede hablarse de una inmigración masiva. Hablamos de quizás unas 30.000 personas que en 2012 solicitaron asistencia social, en una población de más de 80 millones de habitantes. No puede ignorarse, sin embargo, que hay algunas ciudades en las que los problemas se manifiestan más agudamente que en otras. Visto en la totalidad de Alemania, sin embargo, creo que el debate es exagerado. Todas las alarmas anteriores han demostrado haber sido infundadas. No hay que olvidar que la mayoría de los rumanos y búlgaros arribados a Alemania hasta ahora han encontrado trabajo.

¿Cuáles son los problemas en las ciudades a las que se refirió?

Hay ciudades en las que se ha asentado un número relativamente grande de inmigrantes. De eso hay que hablar. Los problemas se dan, sin embargo, no tanto en relación con un abuso en las prestaciones sociales, sino en que muchas de esas personas no tienen una vivienda digna o no tienen asistencia sanitaria. Pero hay que separar claramente ambas cosas.

¿Qué volumen de prestaciones sociales reciben actualmente rumanos y búlgaros en Alemania?

Desde el punto de vista estadístico, es una cantidad insignificante. En las prestaciones sociales “Hartz IV” estamos hablando en 2012 de un total de algo más de seis millones de receptores, de los cuales solo el 0,5 por ciento proviene de Rumania o Bulgaria. No es nada. Incluso la tan mencionada asignación familiar fue cobrada en junio de 2013 por algo más de 32.000 rumanos o búlgaros, lo que hace solo el 0,37 por ciento de todos los beneficiarios de asignación familiar en Alemania. La mayoría de las personas de Europa Oriental que cobran asignación familiar en Alemania provienen de Polonia.

¿Qué reglas rigen para ciudadanos de la UE que quieran cobrar prestaciones sociales?

Si se ha trabajado, ello genera derechos. Incluso se tienen derechos si se busca probadamente trabajo. Hay fallos controvertidos. La Corte Social Federal ha presentado ante la Corte Europea de Justicia fallos contradictorios emitidos por diversos tribunales alemanes, para que sean aclarados.

Los ciudadanos de la UE gozan de libertad de circulación. Hay políticos en Alemania que exigen recortar o eliminar esa libertad. ¿Qué opina al respecto?

Dentro de la Unión Europea tenemos ciertas obligaciones derivadas de los tratados de la UE. Los países de Europa Oriental son miembros plenos de la UE. El 1.1.2014 han dejado de existir limitaciones en cuando a la libertad de circulación. Las decisiones en relación con la integración de los países de Europa Oriental fueron tomadas sabiendo qué condiciones existen allí. Hoy rige la libertad de circulación y no puede revertirse.

¿En qué casos puede negarse a determinadas personas la libertad de circulación?

En la Ley de Libre Circulación está regulado cuándo ese derecho puede ser negado a una persona en un caso determinado. A diferencia de lo que algunos afirman en el actual debate, existe un claro marco jurídico al que las autoridades están sujetas. Ese marco legal está basado en la directriz de libertad de circulación de la UE. Alemania no puede decidir por lo tanto “autónomamente” cuándo dar o negar la libertad de circulación, sino que está atada a las regulaciones europeas.

Su asociación ha elaborado un documento sobre la inmigración dentro de la UE proveniente del sudeste de Europa. ¿Qué soluciones debería proponer la comisión?

La comisión debería realizar un aporte a que la discusión se lleve a cabo en forma más objetiva, solo sobre la base de hechos y realidades. La solución es crear en los países de origen condiciones marco que no hagan necesarios los movimientos migratorios. Además deben solucionarse en Alemania los problemas reales, como por ejemplo viviendas dignas y cursos de alemán. Para eso puede recurrirse a la financiación del Fondo Social Europeo. Además debe crearse una cultura de bienvenida. Alemania necesita mano de obra y debería tratar bien a las personas que se hallan en una difícil situación. Si las familias inmigrantes no son apoyadas y acompañadas de inmediato, pueden surgir efectivamente problemas.

Michael Löher

Michael Löher

Michael Löher es abogado y miembro del directorio de la Asociación Alemana de Beneficencia Pública y Privada, en la que están representados Estados federados, comunas, organizaciones de beneficencia, científicos y juristas.